Opinión

Fernández Vara y otros barones nerviositos por el hartazgo de la militancia

Fernández Vara y otros barones nerviositos por el hartazgo de la militancia

Publicado: 31 de enero de 2017 13:23 (GTM+2)

Guillermo Fernández Vara, secretario general del PSOE de Extremadura realizó unas declaraciones en el programa 'Las Mañanas de Cuatro' que marcan el susto que tienen algunos con la demostración de fuerza de Sánchez en Dos Hermanas.

A Fernández Vara se le notaba un poco asustado, avergonzado y quizás está viendo que, siendo forense, va tener que irse a trabajar con los muertos, de ahí esa alegría de vivir que inspira en todo aquel que le escucha. Vara, que fue militante de Alianza Popular, ha sugerido que el aparato que derrocó a Sánchez va a llevar, como a una niña que llora porque no quiere ir al colegio, a Susana Díaz a las primarias.

La baronesa está tragando saliva y ha mandado a Juan Cornejo (me entran 'orticarias'), con su voz cristalina y sus décadas viviendo del PSOE, a insultar a Sánchez. La estrategia está clara, se trata de reflejar un PSOE partido en dos para que los militantes vean a López como la opción de consenso, por eso hoy RTVE le ha dado un masaje a Patxi López, la liebre de Susana. La baronesa podría perder en las primarias y la oposición la podría echar de la presidencia de la Junta teniendo que ir a la cola del paro si el aparato no lo impide.

Fernández Vara ha dicho sobre la posible candidatura de Díaz a la Secretaría General del PSOE, “ella tiene una decisión que solo le cabe a ella”, a lo que añadió “ya es muy complicado en estos momentos cualquier otra opción que no fuera el que fuera candidata”.

El barón bipartidista extremeño ha asegurado que la baronesa “tiene cosas que aportar (…) tiene una buena costumbre, que es la de ganar”, ignorando la realidad, como suele hacer este hombre tan sonriente, que Susana, como Omaíta en sus parodias, se ha estrellado, ha caído en las encuestas un 7%, y tiene un empate técnico con el PP. Además el descalabro no lo puede achacar al PSOE a nivel nacional, ya que en España ha perdido un 3% según las encuestas de La Sexta, la cadena de Ferreras, el 'susanista'.

Como Peggy cuando le pegaba los trompazos a la rana 'Gustavo', Susana Díaz está muy nerviosita, tanto que ha sacado de la caseta un rato a su matón, para que insulte un poco ya que ella no puede.

La van a obligar a presentarse después de la que lió en el partido, cuando casi se lo carga después de 137 años de historia, porque ella va a tapar todos los trapos sucios y las cañerías pestilentes del bipartidismo, Pujol y otras autoridades insignes reflejados en la Lista Falciani.

Los poderes fácticos de España impidieron un gobierno de PSOE-Podemos con la abstención de Ciudadanos que hubiera lanzado a Plasmatrón Rajoy a la órbita de Plutón, con los ojos muy abiertos, dejando al país aliviado olvidando su pesadilla. Pero ahí estaban los hombres del partido, los de toda la vida, obreros de la mina, de partirse el lomo todos los días, para salvar a la patria. Muy triste. 

Ahora Fernández Vara dice que habrá 'un congreso de unidad' y que 'habrá tres o mas' candidatos. El aparato ha fracasado con el Bluf de Patxi López y está buscando más gente para intentar restar votos a Pedro Sánchez.

Sobre el previsible apoyo sumiso del PSOE a los presupuestos de Mariano Rajoy, Fernández Vara, firme defensor de la gran coalición bipartidista, dijo: “tendrá que ser el Grupo Parlamentario el que fije la posición, evidentemente, con lo respaldo de la Gestora”. Está claro, lamer la mano del amo, pero que no se note mucho ya que Sánchez podría ganar y entonces....  

Pedro Sánchez ha puesto a mucha gente nerviosa y a tragar saliva tras su candidatura presentada en Dos Hermanas ante 3.000 militantes. Y no porque el exsecretario general haya dicho nada de ningún miembro del partido, como sí ha hecho la baronesa a través de su vocero, sino porque saben que la militancia está harta, y que cada uno de ellos peligra si se organiza una oposición en cada territorio.

La carita que se le va a quedar a Javier Lambán en Aragón, cuando llegue mañana Sánchez, va a estar curiosa. Ximo Puig, Javier Fernández, Susana Díaz, han visto la fuerza de la oposición de su militancia en sus territorios, ahora le toca a Javier Lambán. A Fernández Vara lo está dejando para el final. Todos estos elefantes van directos al cementerio de elefantes, al Senado, a un carguito en una diputación o una buena empresa del IBEX junto con todo el aparato oxidado y chirriante del partido. ¿Llegarán realmente al Senado y al IBEX?, o ¿Acabarán de reponedor o cajera? (con todo el respeto a estos trabajadores ya que yo he sido uno de ellos) ¿Conocerán en sus carnes las condiciones en las que trabaja la 'gente' a la que se supone que defienden apoyando a Rajoy?

Venga, reescribid vuestro currículum e ir reservando una mañanita en la cola del paro, que estoy deseando cubrir esa noticia, ¡lumbreras!