Opinión

Forzando el seseo insultas a los que seseamos, María Jesús Montero

Forzando el seseo insultas a los que seseamos, María Jesús Montero

Publicado: 8 de febrero de 2017 12:09 (GTM+2)

Maria Jesús Montero

Maria Jesús Montero

¿Andalusía? ¿Quilla eso dónde está? ¿Qué te pasa en la boquita?

María Jesús Montero, consejera de Hacienda de la Junta de Andalucía ha hecho un ridículo espantoso en el Programa de Ana Rosa de Telecinco. No sólo le han rebatido periodistas, expertos y afectados los datos que exponía, mezclando conceptos y eslóganes de agravios comparativos, sino que formalmente ha sido un desastre por su manera forzada y falsa de usar el dialecto andaluz.

El 'seseo' forzado al máximo que ha teatralizado, ha hecho que su discurso fuera difícil de entender hasta para mí, un sevillano que sesea como todos. La consejera ha repetido varias veces la palabra 'susesione' en la misma frase que hablaba de 'financiación' pronunciando perfectamente las dos 'c'. Al momento volvió a hacerlo, pronunciando perfectamente 'Andalucía' para luego inventarse una nueva tierra 'Andalusía' que ya repitió hasta la saciedad en algo que daba vergüenza ajena. ¿Andalusía? ¿Andalusía? ¿Quilla, eso donde está? ¿Y por qué dices 'Estao' si unos segundos antes, has dicho 'Estado'? ¿Qué es lo que te pasa en la boquita?

Ana Rosa, para ayudar a la consejera, había mandado entrevistar a alguien que hubiera heredado bastante dinero cuando en verdad el impuesto está afectando a la clase media andaluza que hereda un piso valorado en 300.000 euros más o menos.

La afectada llevaba 12 años de pleitos con la Junta porque le quieren cobrar 1 millón de euros, en una herencia de 2,4, cifra a la que hay que sumar los intereses que tendría que pagar si pierde, por heredar ella y sus hermanos, el hotel familiar que levantaron sus padres trabajando toda la vida para que sus hijos heredaran algo. Por lo visto, la Junta, tras 12 años de deliberaciones no se ha dado cuenta que es un hotel y dice que es un inmueble.

Está claro que el impuesto debe existir pero debe ser progresivo y no imponer 6 meses para pagarlo, que hace que cada año, miles de andaluces tengan que renunciar a las herencias, y si la aceptan se metan en un desastroso laberinto jurídico administrativo que se convierte en una pesadilla.

¿No se pueden dar facilidades de pago? ¿Por qué se tasa mal el bien inmueble y luego la Junta añade un coeficiente multiplicador que distorsiona el precio llevando a la ruina de los herederos?

En un intento vano por enturbiar el debate, la consejera dijo que Andalucía estaba perjudicada por ser pobre y no poder eliminar este impuesto. Pero a la pregunta de Javier Gómez, subdirector de El Mundo, de si Andalucía fuera rica lo eliminaría, María Jesús Montero contestó que no.

El impuesto es una decisión política legítima, y yo estoy de acuerdo en que exista, pero no destruyan las vidas de los herederos ni se envuelvan en un supuesto agravio comparativo. En Andalucía se derrocha a manos llenas en fundaciones fantasmas, trabajadores zombis, administración paralela vampírica, llena de enchufados con el carnet del partido Drácula, y más coches oficiales que el Gobierno federal de los Estados Unidos de América.

Sólo con la decisión de Susana Díaz de no recibir los fondos de las subvenciones para la formación de trabajadores y parados, los andaluces hemos perdido 600 millones de euros, casi 100.000 millones de las antiguas pesetas, para formar a nuestros trabajadores y parados. ¿Y quién paga eso? ¿Ella? Una decisión para que no le salpicara a ella, en su carrera política. Y aquí nadie dimite, porque los 'pagafantas' apoyan a la presidenta, menudo papelón está haciendo Marín, y no le piden responsabilidades por esos 600 millones perdidos.

El abogado, experto en sucesiones, que estaba en el programa, dio un repaso a las declaraciones de la consejera evidenciando sus incongruencias y los datos erróneos y confusos que aportaba. Ana Rosa intervino todas las veces que pudo para salvar a la consejera de Susana Díaz pero su discurso era una patraña de fondo y forma.

Se refirió al 'negosio' de la afectada y dijo que seguramente el millón de euros era por los intereses. La mujer, le dijo que no, que los intereses iban aparte, y entre lágrimas pidió que revisaran 'por humanidad' su caso.

Le faltó a la consejera decir lo de las 'orticaria' de la rueda de prensa nacional de Juan Cornejo, el número 2 del PSOE de la baronesa. De verdad, os lo pido por favor, poned representantes que no parezcan que llevan fumando y bebiendo vinate malo 15 horas. No seáis falsos hasta en el lenguaje que se os nota. Suficiente caña nos dan desde Madrid cuando ridiculizan a los andaluces en series de televisión, donde la 'sirvienta' siempre es andaluza...etc y entrevistas de las noticias buscando ciertos perfiles. Quitad a María del Monte de Canal Sur por favor. No hace falta poner a niños a contar chistes o cantar para representar a nuestra tierra en la televisión pública. Está para otra cosa, no para eso. Saldremos adelante con empresas punteras, no cantando y bailando. Eso lo hacía Franco. Ya está bien.

En Andalucía seseamos, ceceamos, es nuestro dialecto, nuestro patrimonio y nuestra forma de hablar que nos identifica, pero no lo forcéis, no seáis falsos. No lo hagáis, porque con vuestra impostura insultáis a los que realmente hablamos así.