Opinión

Analfabetos orgullosos, dueños de mi tierra yerma y cansada

Analfabetos orgullosos, dueños de mi tierra yerma y cansada

Publicado: 1 de marzo de 2017 11:51 (GTM+2)

El orgullo de un nuevo tipo de analfabetismo, un analfabetismo orgulloso de serlo. Y enlazo aquí con la importancia de la educación pública y el dominio de la telebasura está agrediendo la educación y está marcando nuestro modo de vida.”

Esas fueron las palabras del poeta Luis García Montero en su discurso del Día de Andalucía. Y mientras las decía Susana Díaz permanecía al fondo sonriente, ignorante o no, de la crítica que estaba haciendo directamente a la televisión pública andaluza y a su modelo educativo.

Ignorante ella sonreía, porque creía que hablaba en general, pero estaba hablando en el acto institucional del Día de Andalucía, y aquí, en Andalucía, la educación y la televisión son públicas pero son un instrumento en manos de políticos catetos que quieren convertir en analfabetos a un pueblo sabio, de cuya alma surgen magníficos poetas.

Y es que el tipismo, el uso de los niños, de los nuevos 'Joselitos' del régimen, de las folclóricas como María del Monte, símbolo de la tele pública del sur, y una suerte de Arcadia Feliz andaluza donde todo el mundo canta, baila y mece a 'su Virgen' da pena y nos cansa a muchos.

El poeta nombraba a Aberroes, Lorca, Alberti, Cernuda, Machado, Bécquer... entre otros muchos poetas andaluces, pero aquí se prima que el niño apruebe como sea, aunque sea un cenutrio manipulable. Da igual, si canta y baila tendrá éxito en la corte para mayor gloria de los nuevos señoritos que gobiernan mi tierra en los últimos 40 años.

El orgullo de ser un cateto, un zoquete, pero con dinero, porque tienen en su poder la bandera andaluza y sus esbirros saquean hasta el dinero para formar a los obreros de Andalucía. No sólo eso, se llevan hasta el dinero para que los parados se formaran. Les falta quemar los libros. Y llegaron más lejos, para que no le salpicara a la faraona, paralizaron la formación durante años, perdiendo 'sutierrasugente' 800 millones de euros, más de 132.000 millones de las antiguas pesetas. No parece que lo vaya a pagar el PSUSA, el partido cateto. Y todo ello, para que ella se vaya ahora a Madrid, dejando atrás la tierra yerma por el saqueo continuado de siglos de señoritos.

Fondos de reptiles, trabajadores fantasmas, zombis y vampiros, agujeros financieros, enchufes para zoquetes, agencias rimbombantes, absurdas, caras, plagadas de carapanes. Esa es su Andalucía, la de los innumerables coches oficiales, la de la destrucción de la costa, la de recalifico y me quedo con tu herencia que subasto de forma oculta y adquiero. Esos, y se llaman obreros, los que se comen las gambas a puñados, con el dinero para los trabajadores explotados por gobiernos que apoyan.

Marcharos todos a Madrid, perded todos las primarias y emigrad a poner hamburguesas en Londres, o mejor a Laponia, Groenlandia o la Antártida, si sabéis donde están. Allí encontraréis seguro un andaluz jodido que tuvo que marcharse porque en su tierra no hay forma de que se formen empresas y de que salgan adelante porque los cuatreros pasan a caballo y te incendian la granja disparando al aire.

Estaría bien veros trabajando de reponedores y cajeras, para que veáis lo que se sufre y lo poco que ganan. Ahí os partiréis el lomo con los Bono, Rubalcaba, González y Zapatero, todos ahí, en el tajo.

No os limpiéis vuestras grasientas manos más en la bandera, dejad en paz la tierra quemada, dejadla que se recupere de vuestra cabalgada cateta, de vuestros pesados palios con dientes de acero. Dejad que los andaluces universales puedan ser libres en su tierra y ver como al olmo viejo y enfermo, le nazca un pequeño brote, que nos devuelva nuestra orgullosa soledad, sin amos aberrantes, ignorantes y sin alma.