Opinión

Aguirre se ríe, como Chuki, y prepara su cortina de humo para torear a los medios

Aguirre se ríe, como Chuki, y prepara su cortina de humo para torear a los medios

Publicado: 9 de marzo de 2017 11:37 (GTM+2)

Hoy Esperanza Aguirre estará preparando alguna declaración sobre Podemos para tapar el pozo de corrupción que, según apuntan los jueces, podía ser el PP de Madrid, en consonancia con la empresa matriz, la de las plantas superiores de Génova.

Aguirre dirá cualquier chorrada para que los medios de comunicación entren al trapo y se queden solo en eso. Rajoy suele ser más sutil pero consigue lo mismo, la confusión y el hartazgo ante la sucesión de escándalos que se tapan unos a otros por la gravedad de los hechos o la novedad de las investigaciones. No hay nada como un buen escándalo o declaración fuera del tiesto para tapar lo que los jueces dicen de uno. 

Cemento armado fue utilizado para reconstruir las caras de algunos dirigentes políticos que chulean a la gente, bien con “está lloviendo mucho” o el famoso “no me consta”.

Resulta que aquellos hospitales, o proyectos de, que inauguraba con tanto boato, por cierto, la red Gürtel organizaba los actos, era al parecer un sistema de financiación de su partido, otro más, como ahora investiga otro juez.

Las empresas constructoras concesionarias se quedaban con los servicios no sanitarios, el mantenimiento del edificio o la gestión de los servicios de limpieza. Es curioso, Ferrovial, a la que apunta Millet en el 4%, gestiona las sábanas de la Sanidad Andaluza; su logo aparece en las impolutas camas de los hospitales andaluces a los que tuve que visitar hace unos meses por un familiar. ¡Ay si las constructoras hablaran!

Bueno sigamos con este personaje del neolítico político que sigue ahí dando lecciones de moralidad, los ¡soviets!, esa es una de las preferidas, y que luego se reirá en casa, como una suerte de Chuki Marquesa, la muñeca rota diabólica. 

Aguirre, que accedió al gobierno de la Comunidad de Madrid tras el 'Tamayazo', autorizó un canon a las concesionarias de dinero público hasta 2035.

Una de ellas, Constructora Hispánica, famosa en el ranking de los escándalos de 'hacer un egipcio', con la manita para atrás para el sobrecito, fue la adjudicataria de El hospital del Tajo en Aranjuez. Esta constructora vendió su gestión al grupo Essentium, donde Assignia ejerce la dirección del grupo empresarial, y ¿quién acabó en el consejo de administración de Assignia? ¡Bingo de Esperanza!, Manuel Lamela, Consejero de Sanidad.

Juan José Güemes, sucesor de Lamela, y que también está bien colocado gracias a la suerte binguera de su jefa, siguió con la labor, bajo la supervisión de la jefa, aunque ahora era un florero al parecer, claro es marquesa, se entiende, es lo que tiene ser la alta nobleza. Ella no sabía de toda la sartá de mangantes que le rodeaban, de hecho su tesorero, esa profesión de riesgo, que estaba en las Tarjetas Black, lo recolocó ella para que no le faltara de nada y ahora, Beltrán Gutiérrez, está siendo investigado de arriba abajo.

Cazadora de talentos, esta persona debe irse ya a su rica casa, eso si un juez no dice que ella sí sabía todo el lodazal que le rodeaba y financiaba al parecer sus campañas. Entonces, quizás, tendrá que ir a cantar un chotis, como un canarito en su jaula, a Alcalá Meco, cárcel muy madrileña.