Opinión

El Catalán es un idioma

El Catalán es un idioma

Publicado: 25 de abril de 2017 15:28 (GTM+2)

Barcelona - Fuente: Wikipedia

Barcelona - Fuente: Wikipedia

"Quiero ser la secretaria general de todos y todas, independientemente del acento que hablen, bien sea catalán, gallego, vasco, valenciano..." afirmó hace dos días Susana Díaz. Es importante explicar a la actual Presidenta de la Junta de Andalucía la diferencia entre acento, dialecto e idioma.

Lo vamos a hacer sin tecnicismos y sin recurrir a la definición que da la RAE. Utilizaremos un lenguaje llano que seguro entenderá todo el mundo, incluso Susana Díaz. Un idioma es aquel que utiliza una determinada comunidad para comunicarse de manera escrita y hablada.

Un dialecto es una variación de un idioma que puede derivar en la creación de un idioma nuevo o no. El castellano, catalán o italiano son idiomas con un profundo arraigo e historia en diferentes naciones y todos tienen en común el ser dialectos del latín.

El andaluz sin embargo es un dialecto del español pero no es un idioma propio. La diferencia entre el catalán y el andaluz, argumentándolo sin tecnicismos, es que el andaluz es una variación del español que hablamos desde hace siglos en el sur de España pero no escribimos.

Por tanto es correcto afirmar y defender que el andaluz es un acento o un dialecto del castellano pero no es correcto afirmar que el catalán es un acento tal y como aseguró Susana Díaz.

Cuando Susana afirma que el vasco, el gallego o el catalán son acentos o bien miente a sabiendas con intención de diferenciarse de Pedro Sánchez y alinearse con las tesis de la derecha catalana y española que quieren tensar la cuerda entre nuestros hermanos catalanes y el resto del país o bien simplemente es una ignorante.

Este tema me recuerda un poco al de la Infanta Cristina o Esperanza Aguirre que o bien son directamente tontas o bien por estrategia faltan a la verdad y aparentan ser ignorantes.

 

Es muy llamativo ver lo que informativos de derechas como Antena 3 Noticias destacan de los discursos de campaña de Pedro Sánchez y Susana Díaz. El pasado domingo afirmaron que Pedro Sánchez había estado en Barcelona donde "defendió que Cataluña es una nación" para segundos después hablar de un acto de Susana Díaz del que destacaron que la líder del PSOE andaluz dijo querer "unir al partido".

Esta forma de tratar la actualidad manipulando y sacando de contexto las declaraciones de los candidatos supera con creces la barrera de lo poco profesional y se pasa la ética periodística por el forro.

¿Qué problema hay en afirmar que Cataluña es una nación?

Nací, me he criado en Sevilla y espero vivir aquí siempre y no tengo ningún problema en reconocer que Cataluña es una nación. Yo no soy nadie para decirle a una persona que se sienta catalán que tiene que sentirse también español. Al igual que creo que nadie que se sienta sólo catalán debe de decirle a un catalán que se sienta español que solo debe sentirse catalán.

Cuando los políticos de derechas, catalanes y españoles, agitan la bandera de los sentimientos ganan votos. Da la sensación de que tanto al Partido Popular como a la derecha Catalana tensar la cuerda les reporta beneficios.

Es como si existiera un pacto no escrito entre ambas derechas corruptas: "para ti Cataluña y para mi el resto de España". Cuando la gente empiece a entender que el problema aquí no es de fronteras sino de sinvergüenzas y que sinvergüenzas tenemos en Andalucía, Cataluña o Galicia podremos empezar a solucionar los verdaderos problemas de este país.

Y tanto en Andalucía como el resto de España este problema se llama corrupción y tiene un protagonista: la derecha. Derecha encarnada por el Partido Popular y la mafia fundada por la familia Pujol en Cataluña. Derecha que se disfraza de socialista en Andalucía y se convierte en muleta de Rajoy.