Opinión

Chuchana entra en cólera al ver los 57.000 rebeldes de Pédrogorn

Chuchana entra en cólera al ver los 57.000 rebeldes de Pédrogorn

Publicado: 10 de mayo de 2017 17:45 (GTM+2)

La Dama Oscura de Avecrenia

La Dama Oscura de Avecrenia

Un reguero de cáscaras de gambas y botellines llevaba hasta el campamento negro de Chuchana Lannister, Zultana del clan PSUSA. Las tiendas negras se extendían sobre una colina que sobrevolaban cuervos muy negros y se erigía sobre la tierra saqueada de Avecrenia, de donde ascendían numerosas columnas de humo negro.

Su estandarte, una rosa mustia entrelazada con un enchufe dorado, flameaba al viento bajo el lento movimiento de unas oscuras nubes que lo encumbraban.

En el Gran Palio Negro, estaba sentada Chuchana mientras rompía cuellos a unos pollos, lo solía hacer cuando estaba nerviosa. A su lado estaba Mario Chisme Hez, exvicepresidente de CajaTroll, un esbirro inútil que había comido muchas gambas junto a la Dama Chunga negra, desde 'chiquetita'. Ella lo agarró por la camisa, se lo trajo hacia ella y le gritó:

- ¡Que venga el Gran Carapán, mi lugarteniente!

Luego lo empujó y Mario Chisme Hez cayó del palio clavándose una piedra en los riñones. No emitió ningún sonido, se arrastró hasta un tambor marismeño negro y tocó un redoble.

De una tienda caída que estaba lejos salió el Gran Carapán, Jon Conejo, alias 'laferiainterminable' que venía dando tumbos con la camisa abierta y una botella de vinate malo que bebía a gañote. En su camino tambaleante empujó al Gran Mustio Zapatir el In Besi, del clan Inúthil, que sonriendo cayó sobre una hoguera prendiendo las llamas sus ricos ropajes. Zapatir siguió sonriendo mientras ardía y rodaba pegando aspavientos hasta un riachuelo lleno de botellines vacíos.

Jon Conejo, 'Laferiainterminable' llegó finalmente ante Chuchana, ella seguía partiendo cuellos a decenas de pollos despeluchados.

- Carapán, ¿Cuántos esclavos tenemos?

Jon Conejo, se sacó un puro del bolsillo, le dio una calada y dijo rascándose el culo.

- 63.000 esclavos hemos atrapado gracias a los saqueos de 'Los Lumbreras del Santo Enchufe', tu guardia pretoriana.

- Ta mu bien Carapán. Vamo a arrasá, vamo a enterrá a Pédrogorn con nuestros 63.000 esclavos. Me ha entrado hambre, que me traigan mi roscón de reyes.

Rápidamente Mario Chisme Hez, corrió a una mesa, donde el gordinflón Guillermo Fernán Hez Var Jaja, se había quitado la manzana de la boca, e iba a zamparse el roscón real de la mañana.

Mario Chisme Hez se lo arrebató y se lo llevó a Su Chuchanísima que se lo tragó en un pis pas y preguntó de nuevo:

- Y Mustio Lópe, la liebre de Rub el Kabar. ¿Cuantos mustios ha conseguido?

'Laferiainterminable' estaba poniendo grilletes a unos esclavos y le respondió:

- Mustio López 12.000, se unirá a nosotros pronto. Ya he avisado a Don Mariano de Isengard para que siga tranquilo, esta vez sí acabaremos con Pédrogron hijo de Árathorn.

- Ta bien Carapán. Los Lumbrera han hecho un gran trabajo.

De repente, a Chuchana se le abrieron los ojos como platos, en el horizonte se vieron miles de estandartes y caballeros blancos que aparecían sobre una colina.

- ¿Quiénes son? Cuanta gente ¡Carapán! ¡Entérate! ¡¡Dadme más pollos!!

De una loma cercana venían cabalgando a toda velocidad tres jinetes con ropajes dorados. Eran Paco MarDuendar, el bufón de Mariano de Isengard, acompañado del rico Obispo Sesterciense, Fray Antón García Forrarse y el Senescal Kébrian del rico Clan RISA.

Llegaron hasta el Gran Palio Negro, saltaron de sus caballos y se arrodillaron ante 'La Más Mala'. Paco MarDuendar, bufón del reino, habló:

- Oh Gran Chuchana. Malas noticias. Pédrogorn ha cortado la ruta de Mustio López, le ha ofrecido unirse y muchos soldados de la liebre de Rub el Kabar, han desertado y se están uniendo a los 57.000 soldados de Pédrogorn hijo de Árathorn.

Chuchana saltó del palio. Le metió un terrible sopapo a Zapatir, que venía sonriendo con el cuerpo completamente chamuscado. Zapatir cayó ladera abajo sin emitir sonido alguno con su sonrisa payasil hasta quedar ensartado en unas picas. Chuchana estaba furiosa, agarró por el cuello a Mario Chisme Hez y empezó a apretarle y gritarle:

- ¡No puede ser! ¡57.000! ¡¡¿De dónde han salido tantos esclavos?!!

Mario Chisme Hez, que se estaba poniendo azul, susurró:

- No son esclavos. Son libres.

Ella lo arrojó a un caldero hirviendo donde Ber Ónika Erez, la máxima mediocridad del PSUSA y futura Choni Primera de Tiesaduría, preparaba un puchero de sapos, salamandras y murciélagos.

Chuchana se llevó la mano al pecho hiperventilando:

- Estoy contenta. Estoy feliz. He ganado. Tengo más.

Fray Antón García Forrarse, su confesor, se acercó a ella. Le cogió la mano y le dijo:

- Su Chuchanísima. Ganaremos. Don Mariano con sus banqueros y obispos nos ayudarán. Estamos todos contigo. Nos gustan mucho las gambas. No dejaremos que nos las quiten.

Ella sonrió levemente y enseñó sus dientes de acero. Se sentó sobre Paco MarDuendar, que estaba haciéndole la sillita sumisa, estrujándolo. El bufón no dijo nada, resopló.

La Dama Oscura miró con ira a Antón García Forrarse y a Kébrian del clan RISA.

- Quiero que parezca que tengo más esclavos. ¡Quiero que tengan miedo! ¡Utilizad vuestros púlpitos! Si saben que Pédrogorn puede ganar, los esclavos podrían huir y unirse al rebelde.

García Forrarse y Kébrian le besaron el anillo con forma de enchufe y le dijeron al unísono.

- Sea

Cerca de allí, miles de esclavos de Chuchana se quitaban los grilletes, cogían armas y corrían por el bosque a unirse a las rebeldes blancos de Pédrogorn hijo de Árathorn.

Capítulo anterior de la Saga 'Juego de Mustios': Capítulo 7. La moción de SauloManuel de la Iglesia contra Pédrogorn hijo de Árathorn