Opinión

Teresa Rodríguez tiene que elegir entre pragmatismo o idealismo

Teresa Rodríguez tiene que elegir entre pragmatismo o idealismo

Publicado: 10 de mayo de 2017 08:15 (GTM+2)

Susana Díaz y Juanma Moreno

Susana Díaz y Juanma Moreno

La situación en Andalucía tras casi cuarenta años de gobierno socialista es alarmante. Eramos la zona de España y Europa con los peores niveles de educación y seguimos a la cola, tenemos la esperanza de vida más baja de todo el país, con el menor número de camas y servicios hospitalarios, a la cola en sueldos y pensiones, con el mayor número de parados, de enchufados, de pobres, y el mayor índice de pobreza infantil del país, y sin embargo somos los que más impuestos pagamos per cápita.

Ante semejante panorama necesitamos lo antes posible un cambio de rumbo, un nuevo gobierno que ofrezca un proyecto de futuro para nuestra comunidad autónoma y acabe con un gobierno que se ha demostrado incompetente.

Actualmente Susana Díaz se mantiene como presidenta de la Junta de Andalucía gracias a Ciudadanos que se ha erigido como muleta de la corrupción y no ha conseguido cambios reales allí donde ha tenido la mas mínima oportunidad.

La segunda fuerza más votada ha sido el Partido Popular que según las encuestas está a 2 o 3 puntos del sempiterno PSOE andaluz cayendo en picado con la dirección de Susana Díaz. Podemos, con Teresa Rodríguez a la cabeza, quedó en tercer lugar sin opciones de gobernar.

El principal motivo por el que el PSOE gobierna actualmente en Andalucía es por el apoyo cómplice de Juan Marín, que no ha conseguido ni siquiera renovar el Consejo de Administración de RTVA,  pero hay un segundo culpable, los que han votado al PSOE andaluz. Y digo andaluz porque lo que hay aquí es algo muy especial con respecto al resto del país, donde perdieron el poder.

Si la gente no votara al PSOE-A, no ganaría las elecciones y esto nos lleva a la siguiente pregunta: ¿por qué la gente vota al PSOE en Andalucía?

Por supuesto la gente es libre de votar a quien quiera por el motivo que quiera pero también es cierto que mientras en el resto de España el PSOE se ha descalabrado y Podemos se ha erigido con fuerza, en Andalucía se ha mantenido todo como antes.

Estos hechos hace que me plantee que en nuestra comunidad autónoma puede estar pasando algo que haga que la gente no cambie su voto y no creo que sea la buena gestión de Díaz al frente del gobierno andaluz y mucho menos la de sus antecesores.

Creo que la administración paralela que nos cuesta más de 5 mil millones y que mantiene a miles de supuestos 'enchufados' tiene mucho que ver en la aplastante hegemonía del PSOE en Andalucía.

A esto tenemos que sumar que la mayoría de diputaciones provinciales también están en manos de los socialistas y siempre, seis meses antes de las elecciones, se observa un aumento desmesurado de la inversión pública y partidas tan importantes como el pintado de los bordillos de las calles.

Aún recuerdo cuando era pequeño y acudía por las mañanas al instituto, observaba a más de 8 barrenderos trabajando en el trayecto que recorría y que era de menos de un kilómetro.

También recuerdo perfectamente como unos meses después de las elecciones todo volvía a la normalidad y donde habían ocho barrenderos sólo quedaba uno.

¿Cuantos votos obtiene el PSOE repitiendo este esquema que describo siempre que hay elecciones? ¿Cómo acabamos con este 'chiringuito'?

La respuesta idealista sería creando una alternativa de izquierdas potente que pase en primer lugar por la unión de Podemos Andalucía e Izquierda Unida y la puesta en marcha de una propuesta seria, andalucista y con un proyecto de futuro claro para nuestra comunidad.

Pero la solución pragmática y a mi juicio realista es un poco dura. Teniendo en cuenta lo bien que lo tienen  'montado' los socialistas en Andalucía la única opción real para poder acabar con su 'chiringuito' y conseguir un gobierno de izquierdas es dejar gobernar al Partido Popular.

Si mañana Teresa Rodríguez planteara una moción de censura contra Susana Díaz y votara a Juanma Moreno como Presidente de la Junta de Andalucía al día siguiente el PSOE perdería todo su poder acumulado a través de la administración paralela creada durante décadas.

Esto acabaría en pocos años con el PSOE actual en Andalucía y permitiría a Podemos ofrecer una alternativa a la derecha con verdaderas posibilidades de gobernar. Comprendo que quitar a un partido de 'izquierdas' para poner al Partido Popular suena mal pero es la solución pragmática a largo plazo. Si el PP gobierna, aunque fuera 2 años, saldría toda la suciedad y la corrupción instalada en las instituciones, empresas y fundaciones que parasitan el crecimiento de Andalucía.

Una vez sacado todo el mal, el PP intentaría meter a los suyos, el PSOE-A tendría una catarsis, ya que se sabría todo lo que ha hecho durante 40 años, y con la gente honesta que quedara de ese partido, Teresa Rodríguez podría pactar para ser presidenta y hacer políticas de izquierdas reales. Si Podemos se acerca al PSOE-A ahora, gobernado por la gente que lo lleva y con todo el pasado oscuro que tiene, quedaría destruido por él y volverían a gobernar su chiringuito, como pasó con IU.

La otra opción sería que Ciudadanos plantease la moción de censura y le diese el gobierno al Partido Popular o incluso a él mismo, pero Juan Marín es un 'pagafanta', al que han timado, no se entera de nada o sí se entera pero le da igual, lo cual sería más grave y es una clara muleta haciéndose participe del 'chiringuito'.

El PSOE andaluz tiene que limpiarse de toda la costra que lo dirige, los militantes socialistas andaluces tendrán que entender que hay que cambiar, será difícil, pues muchos están enchufados, pero si no lo entienden, la realidad, en las colas del paro como el resto de los andaluces, les hará cambiar.