Opinión

Espectáculo 'susanista' en Espejo Público de Antena 3

Espectáculo 'susanista' en Espejo Público de Antena 3

Publicado: 15 de mayo de 2017 08:37 (GTM+2)

Hoy Antena 3 ha ofrecido un espectáculo de tergiversación televisiva pocas veces visto en la televisión en España, y eso que el listón está bastante alto.

El programa se ha dedicado a sacar de contexto declaraciones de Pedro Sánchez y obviar en todo momento las constantes contradicciones de su rival, Susana Díaz.

En una tensa entrevista a la diputada 'sanchista' Adriana Lastra, Susana Griso ha intentado sacar a la luz una supuesta contradicción de Sánchez en torno al independentismo catalán.

Susanna Griso insistió en argumentar en lugar de entrevistar, en claro contraste con el 'masaje periodístico' que le dio el pasado viernes a Susana Díaz, planteando que Pedro Sánchez ha cambiado de opinión al reconocer que Cataluña es una nación cultural.

Adriana Lastra contestó que no es un cambio de opinión y que Pedro Sánchez mantiene el mismo discurso desde hace meses pero Susanna Griso no se contentó con la respuesta y rebatió el discurso de Lastra con una insistencia que rozó lo mal educado.

Todos los políticos evolucionan y cambian su discurso y reconocer que Cataluña o el País Vasco son una nación cultural porque tienen idioma propio y tradiciones con un arraigo de siglos no es incompatible con un modelo de país unido y solidario.

Por tanto este guiño de Pedro Sánchez a los catalanes no es un cambio de discurso, sino una evolución del mismo, pero algunos periodistas parecen querer arrebatar a Sánchez el derecho a madurar o evolucionar.

Sin embargo a Susana Díaz se le permite todo. Hace poco tiempo afirmaba que su sitio estaba en Andalucía y que no pensaba en cruzar Despeñaperros y ahora la vemos luchando por liderar el PSOE haciendo actos en todos sitios menos en Andalucía, pero en las entrevistas todos los 'periodistas' compran su discurso y no sacan a relucir sus contradicciones.

Una doble vara de medir que sin duda está directamente relacionada con los motivos por los que algunos poderes no quieren ver a Sánchez como secretario general.