Viajes

La ciudad que navega

La ciudad que navega

Publicado: 30 de mayo de 2017 19:17 (GTM+2)

Así es como vio a Lisboa el escritor portugués, José Cardoso Pires: “posada sobre el Tajo como ciudad que navega”. Y es que Lisboa hay que contemplarla desde lo alto, construida sobre siete colinas la altura es el mirador para apreciar la belleza de una ciudad edificada siguiendo un modelo caótico de urbanismo que le confiere un encanto especial.

El escritor la observó de las alturas y vio la ciudad navegando sobre las aguas de su río, del río de la ciudad; porque Lisboa no tiene mar, a pesar de los cruceros que llegan hasta ella o esa línea de agua que se observa como límite de la ciudad, no es más que el grandioso estuario de su río Tajo que desde la sierra de Albarracín llega hasta allí después de recorrer mil kilómetros para convertirse en el Mar de la Paja.

Lisboa es una ciudad que enamora, que transmite paz y el sosiego les invadirá al recorrer sus calles y sus barrios. Los que la aman dicen que hay que verla por primera vez al amanecer o al ocaso, en el tiempo exacto que dura un sollozo. Quizás por la melodía del Fado que todo lo invade y transmite su ritmo como si fuera el pulso que marca la vida. Sea como fuere, razones para visitarla les sobrarán y hasta para vivir allí.

Hay programas de viaje que por su cercanía les ocupará poco tiempo, y en los que recorrer y visitar lo más emblemático de la capital de Portugal y sus monumentos. Incluso si le gustan los mercados y el turismo de mercadillo, este es su próximo destino. Encontrará consejos y guías para visitarla y se informará debidamente antes de ir. El boca a boca y experiencias de conocidos le ayudarán.

Pero si tiene dudas, o aunque no las tenga sobre qué visitar y ver en esta ocasión, necesitará siempre un profesional que le soluciones el viaje y estancia, o dé ese toque especial a los últimos detalles. Visite Expedia.es y ustedes solo disfruten y sueñen. Buen viaje. B