Los graves problemas de infraestructuras, laborales y de enseñanza de la educación andaluza

Las asociaciones de padres de escolares andaluces no han recibido notificación alguna de los planes de la Junta de atajar el problema de las altas temperaturas en las aulas mediante obras de urgencia en algunos edificios escolares públicos.

Susana Díaz ofreció promesas en el pleno del Parlamento andaluz para solucionar el problema y desde la Consejería de Educación se afirma que están trabajando en ello, para ver cuántos y cuáles, de los 6.000 colegios públicos andaluces van a ser priorizados.

Las necesidades de los colegios han sido denunciadas por las Ampas desde hace años sin obtener ninguna respuesta. En la provincia de Sevilla, la plataforma «Escuelas de calor, Aulas si, saunas no» realizó diversas manifestaciones y movilizaciones ante la mala gestión de la Junta del problema que terminó con niños afectados por golpes de calor. Las aulas alcanzaron temperaturas mayores a los 27 grados que marca la ley y ante las deficientes condiciones en las que sus hijos iban a la escuela se pusieron en pie de guerra.

En las manifestaciones algunos padres denunciaban: «Miles de enchufados bien fresquitos mientras nuestros hijos pasan calor en las aulas». El gobierno de Susana Díaz prohibió que se llevaran ventiladores a las aulas y permitió que los niños no fueran a clase ante la imposibilidad de solucionar la situación. Esta medida fue calificada de ‹ocurrencia› por los padres al no saber qué hacer para dar una solución eficaz a la situación. La presidenta, tras fracasar en las primarias del PSOE, cesó a la consejera de Educación, Adelaida de la Calle que ha recolocado como presidenta de una fundación.

Ahora los padres temen que se aproveche el verano para retrasar la solución de los únicos centros públicos no refrigerados de toda Andalucía. Tan solo el ampa Hipatia de Alejandría, del colegio Mariana de Pineda hizo entrega de 415 firmas ante la Junta para reclamar que se solucione las malas condiciones en las aulas.

Este problema viene a agravar las deficiencias del sistema educativo en Andalucía donde se enseña a los alumnos a «utilizar Google», según denuncian algunos profesores, y no a que adquieran conocimientos. Diversos educadores se han quejado que desde la intervención de la Junta no se priorice la enseñanza y se apueste por una ‹hipotética búsqueda› en un buscador ‹privado› de información de muy ‹dudosa› fuente.

Los padres se quejan de la gran cantidad de deberes que se les manda a sus hijos mientras los resultados siguen siendo malos, como refleja el informe PISA,  comparados con los sistemas educativos de otros países, como las 20 horas lectivas de Finlandia, número 1 en Educación a nivel mundial donde los jóvenes aprenden 4 0 cinco idiomas con 18 años.

Los recortes y la precariedad laboral de los profesores,  como denuncian los sindicatos, o la elección a dedo de los directores de colegios, o aulas prefabricadas, dibujan un panorama ‹desastroso› de la educación en Andalucía bajo el gobierno de Susana Díaz.

Comentarios
Cargando...