Comunicados

La importancia de controlar la tensión arterial

La importancia de controlar la tensión arterial

Publicado: 24 de agosto de 2017 12:36 (GTM+2)

El control de la presión arterial ayudará a evitar enfermedades de carácter cardiovascular. Teniendo en cuenta que estas enfermedades son la primera causa de muerte a lo largo de los diferentes países del mundo, nos podemos hacer una idea de la importancia que tiene el asunto.

¿Pero que es la presión arterial?

La presión arterial se puede definir como la fuerza que la sangre ejerce en cualquier parte de a lo largo de la pared arterial. Las causas de que esta presión sea elevada son muy abundantes, y lo cierto es que la que predomina todavía no se conoce con exactitud. Ahora bien, lo que si que se tiene claro es que, si en algún momento padecemos de la enfermedad, lo tendremos más fácil para controlarla si seguimos ciertos hábitos en nuestra vida.

¿Qué medidas debemos tomar la reducir la presión arterial?

Lo primero que nos debe de quedar claro es que hay que evaluar la tensión arterial normal en función de la edad, ya que los valores normales no serán los mismos para un adolescente, que para una persona mayor.

Control del peso corporal

La reducción del peso corporal puede reducir entre 5-20 mmHg de presión por cada 10 kg que perdamos. Las personas que están por encima de su peso adecuado tienen más posibilidades de experimentar cuadros de hipertensión, por lo que al mismo tiempo se incrementa la posibilidad de muerte.

Seguir una alimentación adecuada

Es importante seguir una dieta equilibrada en la que se integren todos los grupos de alimentos. La dieta debe de ser rica en frutas y en vegetales, con un mínimo aporte de grasas saturadas. Hay que tener mucho cuidado con los azúcares y con los alimentos excesivamente grasos, ya que podrían ponernos la tensión por las nubes con el paso del tiempo.

Todos estos cambios pueden hacer que la presión sanguínea disminuya entre los 8 y los 14 mmHg.

Reduce el consumo de sodio

Los expertos recomiendan como máximo el consumo de 2,4 gramos de sodio. Si nos mantenemos en este valor, podemos reducir entre 2-8 mmHg la presión arterial de nuestro organismo.

Hacer deporte

Toda dieta equilibrada debe de combinar con deporte diario, por lo menos con un tipo de entrenamiento moderado. Con tan solo hacer 30 minutos de ejercicio al día podemos llegar a reducir la presión arterial entre 4-9 mmHg, además de ayudar a mantenernos en nuestro peso exacto.

Limita el consumo de alcohol

No se recomienda tomar más de 2 vasos al día de bebidas alcohólicas (en hombres), y ni más de 1 vaso en mujeres. Si conseguimos seguir este hábito, reduciremos la presión arterial entre 2-4 mmHg.

Estos hábitos son muy sencillos de adoptar, aunque quizá no tanto de mantener en el tiempo.

Empieza a aplicar estos cambios desde ya mismo, pero hazlo de manera progresiva para poder acostumbrarte y seguir unos hábitos duraderos con el paso del tiempo.