Comunicados

Tu imagen y tú: ¿lucha o reconciliación?

Tu imagen y tú: ¿lucha o reconciliación?

Publicado: 18 de septiembre de 2017 12:43 (GTM+2)

Si notas que un determinado look no termina de gustar cómo te siente, a pesar de haberte probado las combinaciones más estéticas y las más excéntricas, terminando con la paciencia de tu acompañante; y también tu propia paciencia porque toda la moda diseñada en España que tanto te gusta o esos calcetines originales que pensabas que serían el broche final del outfit perfecto, no cuadran en la imagen que ves reflejada, puede que no sea por los calcetines originales. Puede que sufras un trastorno dismórfico corporal.

No se trata de una enfermedad reciente, a pesar de que puede que no la hayas escuchado con anterioridad. Los psicólogos explican que el gran desconocimiento social sobre este trastorno psicológico se debe en la mayoría de los casos a una habitual confusión con una baja autoestima.

Las frases "me veo fea", "tengo un rostro poco armónico", "no soy agraciada" son más que simples apreciaciones de falsa humildad. Desde los colegios de psicólogos insisten en remarcar la importancia de determinar cada caso lo antes posible para evitar potenciales riesgos de otros trastornos como la anorexia o la bulimia.

Las personas que sufren este trastorno se ven a sí mismas y la imagen que de ellas refleja el espejo deformada, ya sea por creer que se tiene sobrepeso, o por considerar que las facciones o las manos y pies son afilados o largos en exceso, restando beldad a la composición armónica que cada ser tiene.

Incluso puede derivar en una obsesión enfermiza por la imagen y las operaciones de estética. Así, los expertos en cirugía reparadora y estética alertan del incremento en la demanda del Ácido Hialurónico. Este compuesto se utiliza para rejuvenecer y reparar diversas zonas del cuerpo. Así, una infiltración de ácido hialurónico para los labios eliminará las arrugas alrededor de estos, mientras que el ácido hialurónico en tratamientos de rodilla ayuda a combatir el desgaste de la articulación.

Así pues, mientras que en el segundo tratamiento se utiliza con fines reparadores, en el primero de ellos puede ayudar a crear una imagen personal más armónica, siempre y cuando, alertan los psicólogos, no se caiga en la dependencia a la cirugía. En estos casos, añaden, el trastorno dismórfico corporal se transforma en una enfermedad psicológica más grave de acción a la cirugía, más complicada de paliar.

El reflejo de las celebrities

¿A qué se debe esta falsa imagen de uno mismo? Hemos consultado a diversos psicólogos y expertos en imagen personal, y ambos colectivos coinciden en señalar a los medios de comunicación como uno de los mayores provocadores.

Ante la pregunta sobre esta responsabilidad de lo público, los psicólogos ponen el foco en la imagen idílica que se representa del mundo del cine y la interpretación. Cada actor y actriz tienen que aparecer en todas las fotos radiante, joven y en forma.

Esa imagen irreal de felicidad crea en los jóvenes, sobre todo, pero no solo, un concepto deformado de lo que compone una imagen saludable de una persona. Las redes sociales, remarcan, actúan como focos de mayor presión, especialmente en el caso de los adolescentes que están formando su carácter.

Los psicólogos han emprendido diversas campañas de educación y concienciación para reforzar el carácter de los adolescentes que esperan a la mayoría de edad o chantajean emocionalmente a los progenitores para que les paguen diversas operaciones como un aumento de senos, por ejemplo. La clínica de cirugía plástica en Málaga clínica - aumenotdepechomalaga.net, confirma que el perfil de pacientes ha disminuido la media de edad.

La adolescencia, una edad crítica

 Por ello, insisten los psicólogos, es clave que como sociedad se normalice la belleza natural por encima de las idealizaciones que pueden provocar graves trastornos psicológicos, especialmente en los jóvenes.

Parte de esa educación requiere del compromiso de todos los grupos de influencia en las diversas etapas de los jóvenes: desde el entorno familiar en el que se enseñen valores de autorrealización y fuerza personal, a grupos de amigos que creen un entorno "sano".

La alimentación es uno de los puntos clave para afianzar la buena imagen personal. Los alimentos ricos en proteinas son extraordinarios aliados para los momentos previos a la realización de actividades físicas y mentales. Los nutricionistas insisten en la importancia de introducir alimentos con más proteínas en la alimentación general y para ello proponen una lista de proteínas específicas que mejoran la salud interior y exterior de la persona.

Recientemente, científicos de diversas universidades andaluzas publicaron una investigación sobre cómo influye la imagen que los jóvenes de edades comprendidas entre los 14 y los 21 años en su evolución personal posterior.

El artículo, que ha sido publicado en la revista científica Psychiatry Research, recoge que la preocupación por la ropa, por el peso, por si se realiza poco o mucho ejercicio físico o el nivel y la calidad de sus relaciones sociales influye en su desarrollo emocional posterior.

Según muestra, cuando un adolescente inicia una rutina con el objeto de modificar su cuerpo porque no está satisfecho con la imagen que de sí mismo tiene, presentan dos aristas: por un lado, un control equilibrado de ello, que conlleva a un estilo de vida marcado; y por otro, un comportamiento obsesivo que puede derivar en graves trastornos sociales y alimenticios.

Por esta razón, apelan a la responsabilidad de todos los agentes implicados en la educación de los jóvenes, para mostrarles pautas saludables de vida, y sobre todo, valorar quienes son por lo que son, no por la imagen que creen proyectar de sí mismos.