Comunicados

Clases de testamentos: ¿cuál elegir?

Clases de testamentos: ¿cuál elegir?

Publicado: 26 de septiembre de 2017 13:29 (GTM+2)

Es habitual que tras la muerte de un pariente se manifiesten todos los créditos por pagar. Asimismo pasa con la incertidumbre de qué bienes le corresponde a cada familiar.

Ciertamente las leyes encargadas en materia de sucesiones se ocupan de resolver esos vacíos al momento en que no existe testamento. Pero lo recomendable es hacer en vida un documento en el que quede estipulado la distribución de bienes. De ese modo, los herederos podrán tener una base para mantenerse durante un tiempo sin perjudicar sus finanzas.

Es importante destacar que la herencia no sólo consiste en adquirir parte de los bienes del fallecido, a veces trae consigo hacerse responsable de las obligaciones que contrajo.

Testamentos más usuales

Así como en Kreditos247 portal podemos conseguir una enorme variedad de préstamos, hacerlo con los testamentos también es posible.  Conoce los más emblemáticos:

 

  • Testamento privado: utilizarlo va a depender de situaciones concretas. Lo común es que su aplicación sea cuando no exista la posibilidad de contar con la presencia de un notario público. En ese caso se puede emplear la figura de un juez, siempre y cuando actúe por receptoría. No obstante, el uso del testamento privado suele darse en reiteradas ocasiones a causa de que el testador se le hace imposible acudir al notario debido a una enfermedad grave.
  • Testamento ológrafo: la redacción de este tipo de testamento es hecha personalmente por el testador.  Además, conlleva a que se lleve su firma. Los requisitos básicos que por lo general poseen los testamentos ológrafos son: fecha en la cual se está elaborando el escrito, o sea, es importante la inclusión del día, mes y año. De igual manera es necesaria la huella digital del testador, realizarlo dos veces y colocar en el sobre donde se entregará una cita que haga alusión a que dentro de ese sobre se encuentra el testamento.
  • Testamento público cerrado: es obligatorio realizarlo ante un representante, pues es la persona encargada y competente para registrar la forma en que la persona desea que su patrimonio sea administrado, es decir, para plasmar su última voluntad. Cuando termine el documento, este debe  cerrarse y sellarse. Luego es menester mostrarlo ante un notario junto algunos testigos.
  • Testamento público simplificado: su uso se da cuando en el mismo documento de un bien inmueble, se fija el nombre o nombres de los herederos. Este procedimiento implica realizarlo ante un notario público.

 

Ahora bien, esos no son los únicos testamentos que existen. Pese a que en el día a día no se recurren mucho a ellos, vale la pena indicar que sí cabe la posibilidad de hacerlos, todo con base a circunstancias específicas. Por mencionar algunos, tenemos:

 

  • Testamento espacial: las personas que se hallan a bordo de una nave espacial pueden realizarlo, claro, siguiendo las normas que dicten las leyes correspondientes.
  • Testamento militar: toda persona que pertenezca al Ejército puede gozar de esta figura. Las condiciones que se les exige es realizarlo al momento en que vaya a ser partícipe de una guerra o incuso estando en plena batalla. Sólo hace falta su voluntad y la presencia de varios testigos; por excelencia, sus compañeros.
  • Testamento marítimo:dentro de las ventajas de servir a la Marina destaca el hecho de poder hacer un testamento. Puede llevarse a cabo tanto en estado de guerra como en su condición de mercante.

 

Cada clase de testamento dependerá de las leyes que rijan la materia de sucesiones, por lo que es posible encontrar más tipos o incluso que las condiciones mínimas para que se dén sean diferentes.