La jueza rechaza a la Junta como ‘perjudicada’ en la causa por la muerte de Rocío Cortes en Valme

La magistrada María Elvira Alberola rechaza la personación de la Junta como acusación particular en la causa abierta por la muerte de la joven Rocío Cortes en un ascensor del Hospital de Valme de Sevilla el pasado 20 de agosto.
La joven, de 25 años, murió tras dar a luz a su tercer hijo, tras sufrir un traumatismo craneal severo, en un ascensor que había dado problemas como habían denunciado anteriormente los trabajadores y que la Junta conocía.
La juez niega, conforme a los artículos 109 y siguientes de la Ley de Enjuiciamiento Criminal, la condición de ‘perjudicado’ que se arrogó el Servicio Andaluz de Salud en la causa.
En su providencia, según informa Europa Press, la magistrada pide al Instituto de Medicina Legal de Sevilla que remita el resultado de la autopsia o “en su caso participe los motivos que lo impidan”.
La juez está a su vez a la espera de recibir el informe de la Junta sobre la avería que tenía el ascensor y que ya fue denunciada con anterioridad.
El Gobierno de Susana Díaz afirmó que el ascensor había pasado “todos los controles y las revisiones reglamentarias establecidas” en palabras de la consejera de Salud, Marina Álvarez.
La oposición criticó a Susana Díaz por retrasar las explicaciones parlamentarias y que se impidiera, mediante la comisión permanente, su vuelta de vacaciones para explicar lo sucedido.

Comentarios
Cargando...