Comunicados

¿Cuáles son las ciudades más caras de España?

¿Cuáles son las ciudades más caras de España?

Publicado: 17 de octubre de 2017 10:36 (GTM+2)

Cuando alguien va a establecer un hogar propio, todo son ilusiones en torno a la ciudad en la que le gustaría ver, la vivienda que le gustaría tener o con quién la va a compartir… hasta que se da de bruces con la realidad: poca disponibilidad en las zonas deseadas, precios demasiado altos en comparación con sus ingresos o convivencias en condiciones de poca intimidad, como poco.

Sí, las ciudades más deseadas son también las más caras. En España, en concreto, un estudio de Kelisto.es señaló que Barcelona, Madrid y San Sebastián son un 15% más caras respecto al coste de la vida a nivel nacional. En el otro lado se situaban Lugo, Zamora, Palencia, Logroño y Melilla, un 15% más baratas que el coste medio de la vida.

Pese a todo, hoy parece más sencillo que antes buscar vivienda. Primero, por las inmobiliarias online que permiten hacerse una idea de stock y precio de las viviendas a través de los dispositivos móviles. También con páginas que ayudan a tomar decisiones.

Es el caso de Kelisto, un comparador de hipotecas que ayuda, precisamente, a elegir hipotecas. En su ranking destaca opciones con un interés de menos del 1%, con un tipo de interés nominal (TIN) de salida del menos del 2% y 0 euros en condiciones de apertura.

Las grandes capitales, las más caras

Era de esperar, es simple ley de oferta y demanda. Barcelona y Madrid presentan buenas condiciones de vida, con una concentración de empresas competitivas que aumentan las posibilidades de encontrar empleo y prosperar, y con una amplia oferta cultural y de ocio.

Comprar un piso en Barcelona era este verano un 22% más caro que hace un año, según datos presentados por la tasadora Tinsa. En concreto, el precio medio de un piso es de 3.094 euros el metro cuadrado, y es en Ciutat Vella (36%), en l’Eixample, Sants-Montjuic y Horta-Guinardó (más de un 20%) donde más se ha observado esta subida. La capital catalana multiplicaba por ocho la subida media a nivel nacional, que estaba en un 2,7%.

La Universitat Autònoma de Barcelona hizo calculó el precio de servicios básicos para que quienes se plantearan vivir en la ciudad pudieran adaptar su presupuesto. Un alojamiento en Barcelona puede oscilar, según la universidad, entre los 260 y los 400 euros si es un piso compartido, y entre los 700 a 1.200 euros si no lo es. Las comidas suponen un promedio mensual de gastos de entre 250 y 350 euros.

El transporte se llevaría entre 60 y 80 euros al mes, y los gastos personales, yéndose a valores mínimos, los cifró entre 160 y 220 euros. En total, el coste mensual de la vida en Barcelona difícilmente bajará de los 720 euros, y podría pasar de los 1.200.

El precio de la vivienda también subía en Madrid y, de hecho, en todos sus distritos se han registrado subidas interanuales. Eran también datos conocidos este verano de la tasadora Tinsa, que aseguraba que un piso de 100 metros cuadrados era, de media, 38.600 euros más caro que en 2015. Un subida, según el sector, moderada, pero incesante.

En su caso, es la Universidad Complutense la que permite hacer un cálculo del coste medio de la vida, en datos dirigidos, sobre todo, a estudiantes e investigadores. Recoge, eso sí, la variación que podría suponer vivir en el centro, en un apartamento pequeño de un dormitorio, que hacerlo en el extrarradio, donde un piso de 3 habitaciones podría tener el mismo coste (unos 700 euros). Si se comparte, los precios suelen partir de un mínimo de 200 y 300 euros.

En cuando a suministros mínimos (luz, agua y gas) se pueden cifrar entre los 100 y 150 euros. La universidad, por otra parte, cifra la cesta de la compra en unos 50 euros semanales por persona, unos 200 euros al mes. En cuanto a transporte, existen bonos de 10 viajes por poco más de 12 euros, y hay que considerar que, en el capítulo de ocio, salir a comer o ir al cine es más caro que la media en la península: el menú del día puede partir de 10 euros.