Viajes

Viajar a Barcelona, un placer para los sentidos

Viajar a Barcelona, un placer para los sentidos

Publicado: 17 de octubre de 2017 10:34 (GTM+2)

Viajar a Barcelona, un placer para los sentidos

Barcelona es esa ciudad que despierta grandes pasiones alertando los sentidos, quien la visita, antes de marcharse ya está pensando en volver, y muchos que fueron de paso, decidieron finalmente asentarse allí y echar raíces. ¿Qué tendrá Barcelona que enamora a propios y extraños?

La respuesta es bien sencilla, Barcelona lo tiene todo y para todos, para colmar los gustos más exigentes o los más bohemios, para llenar mentes inquietas de espacios culturales y corazones románticos de vivencias únicas. Demos un repaso a esta ciudad para que desaparezca cualquier tipo de dudas y te decidas a planear tu próxima escapada eligiéndola como destino. Además, prueba a ver estos hoteles en Barcelona, en esta web especializada en viajes y turismo, que te ofrece los mejores precios y las mejores localizaciones dentro de la propia ciudad, para que puedas descubrirla y conquistarla desde las mismas tripas de la Ciudad Condal.

Y es que cuando se viaja, indudablemente, uno de los objetivos es aprovechar al máximo el tiempo y empaparse de todo lo que el nuevo lugar nos ofrece y se corresponde con nuestros gustos. Por eso no debemos dejarnos todo el presupuesto en el lugar donde vamos a hospedarnos, sino elegir aquel que se adapta a lo que necesitamos y nuestras exigencias para sentirnos cómodos. En el enlace reseñado encontrarás justo lo que andas buscando, pues su oferta y variedad es muy amplia.

Barcelona a pie

Barcelona merece ser recorrida a pie para disfrutar de sus calles, de todo su encanto, de sus bares, con una rica gastronomía que podrás ir descubriendo tras cada rincón, tras doblar cualquier esquina. No dejes de degustar sus tapas, pinchos y de saborear su rica cocina marinera. Nadie debería dejar Barcelona sin probar el pan con tomate, los bikinis, la coca, la escalivada o los calçots con salsa romesco, entre otros fabulosos platos

Olvídate por un día de recorridos desenfrenados, metros y autobuses y dedícate a pasear. Aunque es una ciudad grande, se puede dedicar un día a recorrerla tranquilamente y visitar algunos de sus edificios y parques más significativos: la Ciutadella, el Parque Joan Miró o el Castillo Montjuïc.

Una de las principales atracciones turísticas, y también para los barceloneses, es disfrutar de la arquitectura modernista de Gaudí que impregna la ciudad. Sus representaciones más famosas son la Sagrada Familia, el Park Güell, la Pedrera, la Casa Batlló, la Casa Vicens…

Barcelona para los amantes de la música

Aquellos que disfrutan con la música en directo en Barcelona encuentran lo más parecido al paraíso. No solo cuenta con una amplia carta de locales con música en vivo, como Razzmatazz o la Sala Apolo, sino que también puedes pasar una noche de ensueño, transportándote a otra época, viviendo una velada en el Gran Teatre del Liceu, decorado con pan de oro y lujosas alfombras rojas. Si consultas la programación con tiempo, puedes encontrarte con una grata sorpresa, pues las entradas no siempre resultan ser tan caras como pudiéramos pensar y la experiencia bien merece la pena.

Barcelona también cuenta con L’Auditori, que es un espacio elegante pero que no solo oferta música clásica, sino también jazz o distintos tipos de músicas del mundo. El Palau de la Música Catalana, por su parte, es famoso por su arquitectura modernista y por la amplia oferta de actividades que ofrece.

Para terminar con la Barcelona más musical, no podemos dejar de recordar los distintos festivales que acoge, entre los que destacamos el Primavera Sound, el Sonar o el Festival Internacional de Jazz de Barcelona.

Museos y más museos

Barcelona se caracteriza por su derroche de cultura y no podían faltar una gran variedad de museos para visitar, entre los que destacamos el Museo Picasso, con más de 3500 obras realizadas por este excepcional artista malagueño o el Museo Gaudí, situado en el Parque Güell y que contienen numerosos muebles y objetos diseñados por Gaudí y por sus seguidores.

Entre otros podremos disfrutar de la Fundación Joan Miró, con más de 14000 piezas de arte de Miró, Matisse o Maeght y el Museo del Chocolate para los más golosos y que hará las delicias de los niños, al descubrir que hasta el mismísimo ticket de entrada es de chocolate.

Imposible nombrar toda la oferta de museos que nos ofrece la ciudad condal, pero su oferta es tan amplia que abarcará todos los gustos, incluso los de los más dulceros. Y para aquellos que prefieren salas pequeñas, tenemos el Palau Robert, que además de contar con entrada gratuita, las exposiciones que acoge y el edificio donde se ubica bien merecen una parada en el camino.

Un poco de historia

Para entender un nuevo lugar que se visita, para que la visita pueda ser realmente aprovechada, asimilada y aprehendida, debemos informarnos un poco sobre la historia que encierra para entender cómo se dio lugar a este tipo de edificios concretos o cómo se esculpió el carácter de sus gentes.

En el caso de Barcelona podemos visitar el Museu d’Història de Barcelona que conserva todo su patrimonio histórico y lo expone a sus visitantes en sus distintas sedes. Una visita obligada para el turista que desea conocer la idiosincrasia del lugar y para el barcelonés que desea indagar en las raíces de su pueblo.