Cospedal no aclara si hay propaganda y desinformación de Rusia “en diferido”

María Dolores de Cospedal, ministra de Defensa, ha declarado que desde Rusia y Venezuela han recibido acciones de desinformación a través de internet para “desestabilizar” España.

Sí que vienen de territorio ruso y algunas otras también, por cierto, repicadas de territorio venezolano. Eso es lo que sabemos a día de hoy” ha afirmado la secretaria general del PP. Lo que no ha aclarado es si esas “desinformaciones” son “en diferido”, como la indemnización ilegal por el despido de Luis Bárcenas, que describió en aquella célebre actuación.

De Cospedal, en un Consejo de Ministros de Exteriores y Defensa de la Unión Europea, hizo estas declaraciones tras debatir sobre la lucha contra la propaganda y la desinformación.

Lo que no ha aclarado qué medios dan desinformación y propaganda, si son los diarios, radios y televisiones españolas, si son aquellos que tienen bancos entre sus accionistas o los que reciben dinero del Gobierno de España o de otra múltiples administraciones.

Por otra parte, Alfonso Dastis, ministro español de Exteriores y Cooperación, dijo tajantemente “Es pronto para eso pero a mí no me extrañaría”. Con estas palabras los principales medios de comunicación, muchos subvencionados con publicidad institucional, se han arrojado a la línea editorial de que Rusia está detrás de la extraña combinación de que la gente vote a Trump, a los independentistas o a la ultraderecha holandesa.

Sobre las desinformaciones en internet sobre Cataluña, Dastis dijo sin embargo: “no nos consta formalmente que el Gobierno ruso esté detrás de esto, pero sabemos que este tráfico viene de redes que tienen su punto de propagación en Rusia. (…) Esta información la hemos compartido con las autoridades rusas”.

No aclaró sin embargo qué medios privados reciben dinero de la UE, como está presupuestado, ni la cantidad que reciben para combatir la supuesta “propaganda” rusa. 

Dastis dio un dato sin citar fuentes, que el 50% de la “desinformación” provenía de Rusia y un 30% de Venezuela, pero no aportó nombres de medios de comunicación que pudieran probar una determinada acusación. Tampoco sabemos si esto se trata de una segunda edición de aquella mentira que justificó la muerte de miles de niños que “Había armas de destrucción masiva en Iraq”.

No sabemos, si DigitalSevilla, que en su línea editorial duda y mucho de toda esta ‘chalada’, somos calificados de venezolanos o rusos, como sugirió el periodista de EL PAÍS que difunde esta teoría antirusa.

Tampoco sabemos si esto tiene que ver con que Rusia haya intervenido en Siria cortando los planes de la OTAN, Israel y Arabia Saudí. Les mantendremos informados, si nos dejan.

Comentarios
Cargando...