Comunicados

Accidentes de tráfico: pautas de actuación

Accidentes de tráfico: pautas de actuación

Publicado: 17 de noviembre de 2017 19:17 (GTM+2)

Ponerse al volante de un vehículo es una acción tan cotidiana que apenas nos damos cuenta de los riesgos que conlleva. Mantenerse alerta es esencial para prevenir un accidente, aunque a veces un descuido o algún imprevisto puede hacer que tengamos uno. En este caso, saber actuar de inmediato es muy importante, tanto si somos parte implicada como si lo hemos presenciado.

Cuando nos vemos envueltos personalmente

Si sufrimos un accidente con nuestro vehículo, seamos o no la parte responsable, lo mejor es quedarse en el lugar hasta que llegue la asistencia, ya que aunque en principio no notemos ningún daño podría haber alguna lesión. La adrenalina se acelera en esos primeros momentos, por lo que hasta que no pasa un tiempo no se empiezan a notar ciertos dolores. Además, si nos movemos puede que las lesiones se agraven.

Por lo tanto, cuando nos demos un golpe tenemos que avisar a las emergencias y esperar. No tardarán demasiado en llegar y se pueden evitar secuelas de cierta gravedad.

En caso de presenciar un accidente

Cuando somos testigos, puede que sucedan dos cosas. O bien que nos quedemos paralizados sin saber qué hacer por el impacto, o que nos lancemos a atender a los heridos sin saber muy bien cómo actuar. Ninguna de las dos es la forma de actuar adecuada, mucho menos la primera. Más de la mitad de las muertes en carretera ocurren en los primeros minutos, de modo que hay que llamar rápidamente para que las asistencias hagan su trabajo de inmediato. Mientras, se pueden aplicar unos primeros auxilios, pero solo en caso de que se conozca cómo hacerlos.

Para atender a los heridos de una forma adecuada hay que mantener la calma. Si somos conductores, dejaremos el vehículo en algún lugar que no impida la visión o bloquee el acceso a los servicios de emergencia. Nos pondremos el chaleco reflectante y señalizaremos la zona con los triángulos si todavía no se ha hecho. Llamar al 112 y dar todos los datos que nos sea posible, como la situación y si hay alguien inconsciente o con heridas visibles. Si no sabemos nada de primeros auxilios, esperaremos a que lleguen los profesionales, siempre acompañando a las víctimas, no dejándolas solas.

Después de que todo haya pasado

Una vez que todo se haya atendido, o cuando no hay daños personales, hay que evaluar los desperfectos de los vehículos. Para ello, lo mejor es tratar de hacerlo de forma amistosa, rellenando el parte de accidentes para llevar a la compañía de seguros en los 7 días siguientes al accidente.

Si es posible, la policía debería personarse y rellenar un atestado, reuniendo los testimonios de quienes han visto lo que ocurrió, así como los comentarios de los conductores. Con este atestado es mucho más sencillo hacer una reclamación.

Si no hay manera de llegar a un consenso amistoso, habrá que tomar medidas para hacer la reclamación de daños pertinente. También en caso de que el conductor contrario se marche del lugar de los hechos. Hay que tratar de reunir toda la información posible, como el modelo y color del coche o la matrícula. Si hay testigos, estos pueden aportar información que no hayamos podido observar.

En https://www.cumlexabogados.com/accidentes-trafico-alicante/ se puede encontrar más información sobre cómo actuar cuando sufrimos un accidente. Por ejemplo, se puede saber a quién le corresponde una indemnización por daños, cómo es el procedimiento y qué daños son los que se pueden reclamar. También cómo conseguir una representación profesional con la que llevar nuestro caso a la mejor resolución posible.