Querido agente de la Policía Municipal de Madrid:

Alucino contigo. Te metes en un grupo de WhatsApp para tratar reivindicaciones laborales y te pones a lanzar vivas a Hitler. ¡Qué extraña manera de intentar conseguir que te aumenten el sueldo o que te concedan más días de descanso! Al final, qué cosas, lo único que has conseguido es que te retiren la placa y la pistola hasta que Asuntos Internos resuelva el expediente disciplinario abierto contra ti. Enhorabuena, tío, eres un hacha. Y la mejor estampa de la ironía. Tanto desear la muerte a todo quisque –Carmena, los moros, Ana Pastor, Pablo Iglesias, los comunistas– y resulta que tú solito estás cavando tu propia tumba.

No sé cuál es la pócima que te embrutece el cerebro. Puede que sea, simplemente, una cuestión que ya te viene desde la cuna, o puede que se trate más bien de esos batidos de proteínas que te enchufas después de cada sesión en el gimnasio, o tal vez no sea más que ese maldito turno de noche, que ya sabemos que dormir de manera continuada a deshoras acaba afectando a los ritmos circadianos. Por supuesto –y no esperábamos menos de ti–, tu pensamiento de ostrogodo se refleja también en tu deplorable ortografía: “habría” (del verbo abrir), “estoy contigo luis”, “estos no lo merece…”, “napal”, “cazerías”, etc. Pero, claro, si llevas en tu ADN la semilla de la destrucción no te vamos a venir exigiendo ahora que respetes las haches, las mayúsculas, las comas de los vocativos, la concordancia y demás aspectos (inservibles y dificilísimos de comprender, sin duda alguna).

A pesar de ello, lo más grave es que esta historia viene a demostrar, una vez más, la insólita y peligrosa impunidad de que goza en España el fascismo. No de otra manera puede explicarse que todo un policía municipal exhiba su odio con tanta alharaca en un chat que congrega a unas cien personas. Desde que Puigdemont se embarcara en la tragicomedia de creerse un Ulises moderno en pos de su Ítaca independentista –pero el 155 es más fuerte que Polifemo y la fuga de capitales es más persuasiva que la ninfa Calipso–, estamos asistiendo cada día a un rebrote del fascismo en todo el Estado, un fascismo que cada vez tiene menos complejos en mostrar sus fauces. Que unos cuantos gilicachorros se pongan a cantar el Cara el sol en la Cibeles es preocupante; que esto lo apoye un tío que va por la calle con una pistola al cinto y que cobra del erario público ya pasa de castaño a oscuro.  

Afortunadamente, parece que en ese chat solo tú y otros cinco trogloditas pensáis de esa manera tan fina y elegante. No obstante, es también sintomático de los tiempos que vivimos que los noventa y pico compañeros restantes no hayan salido en tromba a mostrar su desacuerdo. Salvo uno –al que amenazasteis de muerte, claro-, los demás decidieron formar parte de eso que ahora se llama la mayoría silenciosa. Puedo entender que el poder de la manada nazi –porque ya estamos viendo que Franco se os queda pequeño– es tremendamente intimidatorio, pero no debemos consentir que siga fortaleciéndose al creer que cuenta con un gran respaldo social.

De todo esto, empero, hay responsables de mayor calado. Eriza la piel comprobar no ya la tibieza o la ausencia, sino la complicidad desde hace muchos años de determinados partidos políticos con sucesos similares al que tú has protagonizado. Por ejemplo, tú habrás visto que el alcalde de Málaga acude, ni corto ni perezoso, al entierro del exministro franquista Utrera Molina (el que firmó la sentencia de muerte de Salvador Puig Antich, ejecutado con garrote vil); o que el Congreso condecora a otro exministro franquista, Rodolfo Martín Villa, considerado responsable de la matanza de Vitoria en 1976 y responsable también de la concesión de la Medalla al Mérito Policial al torturador “Billy, el Niño”; o que la nieta de un dictador sale en prime time en una cadena de televisión jactándose de que el patrimonio expoliado por su abuelo le permite no tener que trabajar. Es probable, imagino, que esta realidad es la que transmite a tu cerebro la idea de protección e inmunidad para esas bravatas de nazi reciclado. Si los de arriba frivolizan y juguetean con el fascismo, ¿por qué no puedes hacerlo tú? Si aquí no pasa nada. Spain is different. “Somos la derecha radical”, afirmas en el whatsapp. No, my friend, la derecha radical son otros.

Tú solo eres el brazo armado, y tonto, de la ley.

ÚLTIMAS

Hace 4 horas

Vox Cádiz blanquea a Baltasar de la felicitación de Navidad

Hace 7 horas

Polémica multa a la Hermandad de los Panaderos por saltarse las normas de tráfico

Hace 7 horas

Elon Musk enviará droga porro y café a la Estación Espacial Internacional en 2020

Hace 1 día

El Ayuntamiento toma medidas contra la plaga de casas de apuestas

Hace 1 día

Alejandro Sanz se erige como líder ecologista mundial y pide a los mandatarios "sacrificios a la ciudadanía"

Hace 1 día

La Policía tiene como principal hipótesis el sabotaje tras dos accidentes y un incendio en los autobuses de TUSSAM

Hace 1 día

Pablo Motos da un "masaje" a M. Rajoy y no le pregunta por la corrupción

Hace 2 días

Le hablan de "coca" a Girauta y responde: "Se la metió toda tu madre"

Hace 2 días

Telecinco decide cancelar unos meses 'Gran Hermano' por la fuga de anunciantes

Hace 2 días

Un artista se come la obra de otro, un plátano vendido por 120.000 dólares

Hace 2 días

El Parlamento andaluz no regula el juego mientras hay jóvenes con deudas de 40.000 euros

Hace 3 días

Telecinco te detalla cómo descuartizar un ser humano por el caso Marta Calvo: "es como deshuesar"

Hace 3 días

La Vida Moderna se ríe de su (poca) audiencia: anuncia su regreso una semana después de la "dimisión irrevocable"

Hace 3 días

Absuelto un sexagenario pillado con 11 gramos de cocaína porque era para consumir con amigos en el Rocío

Hace 3 días

Las empresas de armas obtienen 420.000 millones de dólares de beneficios, un 47% más que en 2002

Hace 3 días

Wyoming sobre Martínez-Almeida: "O es un ignorante o es imbécil"

Hace 4 días

Víctima de ETA deja en evidencia a Cayetana Álvarez de Toledo

Hace 7 días

En Tomares no hay dinero para una educación digna pero sí para un teleférico

Hace 1 semana

Crean una Canción de la Constitución Española

Hace 1 semana

El "sueño" de Eurovegas de Aguirre se extiende a todo el país: las máquinas de apuestas duplican su número