Qué ver en Sevilla en un fin de semana

Sevilla es una ciudad llena de tesoros por descubrir. Dividida en dos por el Guadalquivir, que la convirtió en la época colonial en uno de los puertos más importantes de Europa, aún hoy sigue manteniendo ese poderío del que muy pocas capitales pueden presumir. Merece la pena recorrerla sin prisas, aprovechando todo el tiempo posible. Sobre todo si vienes de visita y solo tienes un fin de semana para conocerla.

El alcázar, visita imprescindible

En realidad se trata de más de uno, ya que es un conjunto de palacios que cuenta con dependencias privadas para el rey y su familia, mientras que otras estancias están abiertas al público, incluyendo el patio.

Este complejo residencial es uno de los palacios más antiguos del mundo que sigue en uso, con casi 12 siglos de historia. Por sus pasillos han caminado muchas civilizaciones, y en sus muros se pueden observar detalles de cada una de ellas, aunque destaca sobre todo el arte mudéjar. Además, ha servido como escenario para series de televisión, como la popular Juego de Tronos.

Un paseo a orillas del Guadalquivir

El río que da vida a la ciudad es atravesado por varios puentes. El más recomendable es el de San Telmo, conocido como el puente de Triana porque es la vía de acceso a este barrio, uno de los más famosos de Sevilla. Junto a él está la Torre del Oro, punto de control y defensa que hoy alberga el museo marítimo de la ciudad. Enfrente se puede ver otro de los símbolos más famosos de Sevilla, la plaza de toros de la Maestranza.

Aunque en esta ocasión no dé tiempo, es importante saber que hay barcos que ofrecen paseos por el río, e incluso en algunos se puede disfrutar de una cena con música en vivo mientras se navega al anochecer. Si vuelves otra vez, puede que esta sea una visita interesante.

Plaza de España

No se puede venir a Sevilla sin pasear por la popular plaza de España, construida con motivo de la Exposición Iberoamericana y en la que se pueden ver todas las provincias representadas con azulejos. Además, hay un pequeño lago con puentes donde la fotografía es inevitable. Las columnatas de la plaza posiblemente te recuerden a una famosa película de cine. En cualquier guía de Sevilla en 3 días destacan esta como una de las razones para visitar la plaza. Aunque hay muchas más.

El Parque de Maria Luisa

La Plaza de España está en el conjunto que forma el Parque de Maria Luisa, el gran pulmón de la ciudad, donde perderse dando un tranquilo y relajante paseo. O alquilar una bicicleta y recorrerlo entero, disfrutando de la belleza natural de los árboles y aves que habitan allí, así como de estatuas fascinantes. Merece la pena hacer la visita tranquilamente, a cualquier hora del día.

Comer en Sevilla

Durante el fin de semana habrá que comer, y Sevilla tiene una oferta gastronómica de lo más completo. Con bares de tapas en los que picar algo por el centro hasta tabernas y restaurantes en barrios como el de Triana, uno de los más concurridos a esas horas. Todo depende de cuánto te quieras gastar, aunque no puedes dejar de probar la fritura de pescado por lo menos una vez. Además, comer barato no es complicado ni siquiera si estás en el centro.

El fin de semana se quedará muy corto en Sevilla. Pero si no dejas de ver estos lugares imprescindibles, volverás a casa con la sensación de haber aprovechado bien la visita.

Comentarios
Cargando...