Comunicados

Conocimientos sobre el mundo animal: un modo de comprometerse con la naturaleza

Conocimientos sobre el mundo animal: un modo de comprometerse con la naturaleza

Publicado: 7 de diciembre de 2017 15:35 (GTM+2)

No solo son los peces más grandes que se pueden encontrar en el océano, sino que también son los más temidos. Nos referimos a los tiburones, estos animales marinos que han sido protagonistas de míticos films en que los espectadores destilan adrenalina. Pero ¿Conocemos a todos los tipos de tiburones? Los estudios biológicos han determinado por el momento ocho familias de tiburones en los que se agrupan los más conocidos, el tiburón azul, el blanco, el tiburón martillo, el tiburón gato, el tiburón ballena, tiburón zorro, tigre, duende, peregrino, tiburón sierra y muchos más.

No todos los tipos de tiburones son del mismo tamaño, ni tampoco tan agresivos.

En ellos el tamaño tampoco importa, o no al menos para medir su agresividad. Es posible que pensemos que los tiburones más grandes son a su vez los más feroces y agresivos, cuando en realidad no es así. Es la testosterona de cada uno lo que les convierte en animales peligrosos y territoriales (la causa del ataque tiburón a personas más común, ya que el ser humano no es lo que comen los tiburones habitualmente).

De 80 cm son los tiburones gatos, uno de los más pequeños que existen y una de sus características son sus potentes dientes curvos. Esto, convierte a estos tipos de tiburones en un animal muy peligroso aún y pese a su tamaño, el cual puede causar grandes estragos en cualquiera que fije como su presa.

Y es que como es lógico y evidente, son los dientes de tiburón aquello que realmente marca el peligro de cada especie.

Por suerte, en la alimentación de los tiburones gato entran tan solo comer moluscos, cangrejos y demás habitantes del mar con concha. Lo que es innegable es que la naturaleza nos ha legado muchos de estos especímenes, pero por suerte no todos los tipos de tiburones son peligrosos, y ni mucho menos carnívoros (el tiburón ballena, herbívoro, es un gran ejemplo de esta afirmación).

Las cámaras de caza como elemento indispensable de la caza terrestre

No son los cazadores los que se cargan el medio ambiente, estos están sujetos a una reglamentación, al margen de las pasiones y desencuentros que pueda tener este deporte. Las cámaras de caza son un elemento indispensable para los cazadores que pueden encontrarlas con sensor de movimiento, impermeables y con visión nocturna.

Claro que no son el tipo de cámaras para el fondo submarino, estas son para la caza terrestre y sirven para detectar las piezas de noche, cuando no es posible seguir pistas durante el día. Con estas y unos prismáticos seguro que no se escapa nada, mucho más si tenemos en cuenta que tienen leds negros para que las piezas no se asusten.

El pájaro del amor: muy admirados por la capacidad que tienen de adaptarse a una familia

Y si hay un animal que se está haciendo con los hogares, este es el agapornis. Es posible que suene a chino, pero estos pájaros, conocidos también como el pájaro del amor, porque están con la pareja escogida hasta el resto de sus vidas, parecidos a los periquitos, tienen unas características de adaptación que los hacen ideales para compartir la vida con ellos.

Comida agapornis es la específica para cada raza que se puede encontrar en los puestos de venta de comida de mascotas, aunque también se les puede premiar con un trozo de manzana brócoli o lechuga, sobretodo después de las largas charlas que mantienen con los humanos.

Los ejemplares criados con Papilla agapornis desde bebés se convierten en grandes amigos de la gente con la que viven. Al ser divertidos y muy sociables hay quién los educa para poder estar fuera de la jaula, pero esto conlleva el peligro que puedan hacerse daño y lo que es peor, que se escapen.

Aunque son muy agradecidos y suelen volver donde se les cuida bien, también puede ocurrir que se pierdan y que otra familia los adopte porque se hacen querer y hacen mucha compañía con sus cantos, así como también es muy agradable contemplar su bello plumaje.
Precisan los mínimos cuidados, agua limpia, lavarles la jaula y comida diaria. Aparte de esto es conveniente evitar las corrientes de frío y el calor y el frío extremos. Por las mañanas, cuando se les quita el trapo que les tapa la jaula para dormir, nos despertarán con cantos alegres y hasta es posible que se hagan amigos de otras mascotas por su buen carácter. Y adoptar a una pareja ya es el summun, pues así estarán enamorados y felices.