Querido cardenal arzobispo Antonio Cañizares:

Cuando leí sus declaraciones, confieso que me sorprendí gratamente. Ya es hora de que los futbolistas también se mojen en materia política, pensé, aunque sea para vomitar exabruptos. Resulta que le había confundido con ¡Cañizares, el portero del Valencia! ¡Qué disparate! El caso es que ahora creo que usted comparte con el bueno de Cañete mucho más que el apellido. Si uno mira bien, puede descubrir enseguida que ambos usan uniformes estrafalarios en el trabajo, que ganan la pasta suficiente para vivir como un rajá y que los dos son una especie de ángel custodio: uno, de la portería de fútbol; usted, monseñor, de la portería del cielo, donde se afana en evitar que el laicismo meta un gol por la escuadra.

De todas formas, no entiendo que esté siempre tan alterado, como si la casulla le apretara demasiado o el vino de la misa lo hubiera agriado el frío helado de las catedrales. Porque, ¿acaso no van ganando el partido? Repare en que en esa Constitución del 78 que está a punto de ser cuarentona –y ya se sabe, la crisis de los cuarenta no perdona a nada ni a nadie, ni siquiera a las Constituciones– la Iglesia logró un hat-trick que ni Diego Armando Maradona, que era el mismo Dios en la tierra: a saber, la obligatoriedad de la Religión en las aulas, exenciones fiscales a mansalva (lo de no pagar el IBI sí que es la mano de Dios) y una generosa financiación pública (sobre todo a través del impuesto de la Renta, porque el famoso compromiso de la autofinanciación ni está ni se le espera). Y todo esto teniendo en cuenta que, según la Carta Magna, somos un país aconfesional.  ¡Tócate la bola, Manola!

Pero, claro, nunca llueve a gusto de todos. Así que en una carta conmemorativa su docta y sacrosanta pluma no ha tenido empacho en identificar a la ideología de género, la fecundación artificial o el matrimonio homosexual como “los problemas con los que actualmente nos encontramos en la aplicación de la Constitución”. A lo que se ve –y sin querer extenderme demasiado–, los desahucios, la pobreza energética, la pederastia, el machismo, la precarización laboral o esos refugiados que su santidad hace dos años no consideraba “trigo limpio” no constituyen, al parecer, un problema. No sé si hay muchos feligreses que se avergüencen de sus palabras –espero que sí, por el propio bien de la Iglesia, y hasta de la Constitución– pero luego no se pregunte por qué domingo tras domingo los templos y las basílicas están, cada vez más, llenísimos de nadie. Se agradece, no obstante, la sinceridad y la defensa sin ambages de sus ideas, por más que estas lo conviertan en un retrógrado recalcitrante. Lo cual, por cierto, puede acabar inspirando a los mandamases de la HBO para que protagonice una serie, ahora que están tan de moda.

No me extrañaría que Paolo Sorrentino se inspirara en su vida para la segunda temporada de su serie The Young Pope, ahora que ya sabemos que va a prescindir de Jude Law. Como el personaje que interpreta el genial actor británico, usted también está poniendo mucho de su parte para lograr que los fieles sean cada vez menos fieles. O quizá, por qué no, lo veamos en la segunda temporada de The Handmaid´s Tale (traducida al español como El cuento de la criada y basada en una novela del mismo nombre de Margaret Atwood). Su figura no desentonaría entre los ideólogos de esa distopía llamada Gilead: esa nueva república clasista donde las mujeres ocupan un papel secundario y donde las criadas aparecen cosificadas y reducidas a su condición de paridoras. Sus vientres no son más que las vasijas donde los comandantes depositan su esperma a través de una Ceremonia, que en el fondo consiste en una violación con la esposa estéril delante. ¿Y cómo justifican eso? Pues leyendo con fanatismo el Génesis, 30: 1-3, y la historia aquella de Raquel, Jacob y la sirvienta Bilha. Los supermalos de la serie también piensan que la ideología de género es la causante de todos los males del mundo.

¿Quién dijo “Bienaventurados los ciegos porque ellos no dudarán de nada”? Pues eso.

ÚLTIMAS

Hace 5 horas

Vox Cádiz blanquea a Baltasar de la felicitación de Navidad

Hace 7 horas

Polémica multa a la Hermandad de los Panaderos por saltarse las normas de tráfico

Hace 8 horas

Elon Musk enviará droga porro y café a la Estación Espacial Internacional en 2020

Hace 1 día

El Ayuntamiento toma medidas contra la plaga de casas de apuestas

Hace 1 día

Alejandro Sanz se erige como líder ecologista mundial y pide a los mandatarios "sacrificios a la ciudadanía"

Hace 1 día

La Policía tiene como principal hipótesis el sabotaje tras dos accidentes y un incendio en los autobuses de TUSSAM

Hace 2 días

Pablo Motos da un "masaje" a M. Rajoy y no le pregunta por la corrupción

Hace 2 días

Le hablan de "coca" a Girauta y responde: "Se la metió toda tu madre"

Hace 2 días

Telecinco decide cancelar unos meses 'Gran Hermano' por la fuga de anunciantes

Hace 2 días

Un artista se come la obra de otro, un plátano vendido por 120.000 dólares

Hace 2 días

El Parlamento andaluz no regula el juego mientras hay jóvenes con deudas de 40.000 euros

Hace 3 días

Telecinco te detalla cómo descuartizar un ser humano por el caso Marta Calvo: "es como deshuesar"

Hace 3 días

La Vida Moderna se ríe de su (poca) audiencia: anuncia su regreso una semana después de la "dimisión irrevocable"

Hace 3 días

Absuelto un sexagenario pillado con 11 gramos de cocaína porque era para consumir con amigos en el Rocío

Hace 3 días

Las empresas de armas obtienen 420.000 millones de dólares de beneficios, un 47% más que en 2002

Hace 4 días

Wyoming sobre Martínez-Almeida: "O es un ignorante o es imbécil"

Hace 4 días

Víctima de ETA deja en evidencia a Cayetana Álvarez de Toledo

Hace 7 días

En Tomares no hay dinero para una educación digna pero sí para un teleférico

Hace 1 semana

Crean una Canción de la Constitución Española

Hace 1 semana

El "sueño" de Eurovegas de Aguirre se extiende a todo el país: las máquinas de apuestas duplican su número