Comunicados

4 trucos para envolver tus regalos y sorprender

4 trucos para envolver tus regalos y sorprender

Publicado: 2 de enero de 2018 18:59 (GTM+2)

La época de navidad es la que más habitualmente se ofrece a hacer regalos. Familiares, amigos y hasta compañeros de trabajo piensan qué regalo hacer para sorprender a quien lo recibe. Y es algo normal, porque no solo se trata de dar algo, sino de crear bonitos recuerdos del momento. Aunque tampoco hace falta que sea navidad para dar la sorpresa, y se puede hacer un regalo cualquier día del año.

Si quieres ver cómo le cambia la cara a la persona que lo recibe, empieza por utilizar un envoltorio llamativo. Estos son algunos consejos para envolver cualquier regalo.

1. Escoge bien el embalaje

Hay quien no se concentra mucho en el modo en el que va a envolver el regalo. Al fin y al cabo, lo que importa es lo que contiene, ¿verdad? Sin embargo, todo el mundo agradece una buena presentación. Y esto empieza por seleccionar el tipo de embalaje adecuado para el regalo.

Así que empieza por buscar cajas para tus regalos que se ajusten al tamaño, forma y características de este. No es lo mismo regalar una botella de buen vino que un peluche. Así que dedica algo de tiempo a seleccionar el envoltorio. A veces necesitarás que dentro haya material protector para que no se rompa el contenido, mientras que otras veces no hará falta. En cualquier caso, procura sobre todo que el tamaño y la forma sean justo lo que hace falta.

2. Combina los colores del papel

Después de tener la caja perfecta, toca decorarla. El papel de regalo ofrece múltiples posibilidades, así que no tienes por qué conformarte solo con un tipo. Si combinas dos colores con un poco de estilo, haciendo un par de dobleces para que se ajuste alrededor del paquete, conseguirás un efecto espectacular. Lo mejor es lograr un envoltorio que dé verdadera lástima romper.

3. Lazos y cintas, que no falten

Puede que te parezca un poco cursi, pero un buen regalo se merece llevar un lazo de categoría. Así que además del papel, elige una o varias cintas con las que rematar el paquete. Lo ideal es que tengan algo que combine con el color del papel, bien por contraste o por ser de un tono algo distinto pero en los mismos colores. Con un poco de paciencia, podrás conseguir un lazo de lo más original. Lo clásico es cruzar la cinta de un lado a otro y hacer un nudo en la parte superior. Después, puedes usar lo que quede para formar el lazo o colocar otro encima, con tantos bucles como quieras.

4. Sorprende regalando algo muy grande en una caja pequeña

Esta puede parecer una incongruencia, teniendo en cuenta el primer consejo. Pero desde  Tamayo y Cía nos recomiendan hacer aún mayor la sorpresa entregando un paquete pequeño. En su interior, introduce una réplica del regalo, como una bicicleta o un coche de juguete. O algo que haga falta para utilizarlo, como un mando a distancia. Después de la sorpresa inicial, verá que en el fondo hay una tarjeta que da pistas sobre dónde está el regalo de verdad. Seguro que consigues el efecto deseado.

Esta idea es bastante original, sobre todo teniendo en cuenta que los regalos más frecuentes hoy día tienen un tamaño considerable. Esto es lo que se explica en la web elmunicipio.es, medio alternativo de noticias nacionales de confianza, contrastadas y de calidad.

¿Qué regalar?

Este es un detalle que bien merece tener un artículo aparte, así que no nos extenderemos en esto. Simplemente recordar que no siempre se acierta con el regalo. Sobre todo cuando se trata del popular amigo invisible o algo por el estilo. En estos casos, que el envoltorio sea muy atractivo juega un papel todavía más importante. Así por lo menos la sorpresa será agradable, aunque el regalo deje qué desear.

Sí que se puede dar alguna idea para hacer un buen regalo. Sobre todo, que sea práctico y cubra una necesidad de la persona que lo va a recibir, como es el caso de los cursos online. Si sabes que alguien quiere aprender a ser periodistas digital, un bono de matrícula puede ser un muy buen regalo. Claro, que saber estas cosas dependerá de cuánto se conoce a la persona a quien hay que hacer el regalo.