Patines y motos eléctricas: el transporte del futuro ya está aquí

El tráfico en las grandes ciudades puede convertir en una verdadera pesadilla la jornada diaria. Durante las horas de mayor congestionamiento se llega a perder mucho tiempo en los atascos para llegar a casa o al lugar de trabajo. Esto ha generado que muchas personas busquen alternativas de transporte más prácticas.

La venta de patines eléctricos y motos eléctricas es un mercado que va en ascenso en España. Cuando se introdujo la electricidad en los patines y motos, estos dejaron de ser juguetes para convertirse en un medio de transporte rápido, económico y, además, ecológico.

Lo que se está llevando

La puesta en el mercado de los denominados Citycoco ha sido una revolución. Se trata de un híbrido entre patinete y Scooter.

Los Citycoco se diferencian de otros patinetes porque tienen ruedas anchas que están pensadas para los principiantes. Para ver sus distintos modelos, una web de referencia es GranScooter.com, donde hay un buen surtido para escoger si se busca una Moto Electrica, de esas que se ven cada vez más en las calles.

Se diferencia del HoverBoard porque se puede ir de pie o sentado y alcanzan unos 50 kilómetros por hora. Como otros medios de transporte de su tipo, se mueve con el uso de baterías eléctricas y son modelos ecológicos que no contaminan. La forma en que están diseñados ayuda a tener una mayor estabilidad y permite una maniobra segura y sencilla.

De los Citycoco se pueden encontrar varios modelos, entre los que destacan el Dogeboss, el Citycoco Urbet, el Scooter Eléctrico Harley Sabway y el E-Scotter. En el mercado español, los Citycoco cuentan con un amplio catálogo de marcas y la mayoría necesita poco mantenimiento, sin obviar otro punto a favor: hay diferentes precios accesibles a las necesidades de los usuarios.

Prácticos y a la moda

La primera vez que el mundo vio un HoverBoard fue en la película Volver al Futuro, en las escenas donde aparecía el protagonista desplazándose en una especie de tabla flotante. En la vida real, las HoverBoard tienen dos ruedas con un motor en cada una, un giroscopio para mantener el equilibrio y sensores para detectar los movimientos hacia adelante y hacia atrás.

Sobre los HoverBoard hay que reconocer que abundan ingeniosos diseños en el mercado, con mucha o poca velocidad, de todos los colores, con y sin luces LED. Y los hay con diferentes tipos de ruedas, para circular por asfalto o los llamados “todo terreno”.

Tener un medio de transporte como este, tipo Scooter, además de ser una opción ecológica, es divertida. Para facilitar la selección, una gran ayuda es revisar la web Gran-scooter.com, donde se hace evidente que el Patin Electrico no pasa de moda.

Hoy, además de ser una forma de entretenimiento, es un medio de transporte más barato. Modelos como el CityStreet son muy solicitados, pues son desmontables y plegables, tienen baterías de larga duración y de carga rápida.

Los modelos que muestra Gran-scooter.com cumplen con estas características. No hay que olvidar que, antes de ser eléctricos, los patines eran los regalos ideales para los niños, y hoy pueden disfrutarlos también los mayores, con mejoras incluidas.  

Ventajas de los patines y motos eléctricas

Además de la ventaja obvia de ser un medio de transporte alternativo, los patines y motos que funcionan con electricidad son una gran aportación para el cuidado del planeta. Al no necesitar gasolina, ni ningún otro combustible, se convierten en equipos ecológicos.

Cada vez se ven más patinetes y motos eléctricas en las calles, lo que reduce significativamente la emisión de gases contaminantes. Promover su uso es una iniciativa que cuenta con el apoyo de muchos ciudadanos en el mundo.

Otra ventaja es que son rápidos. Cuando salieron al mercado los patinetes y motos eléctricas, algunos consideraban que siempre sería más rápido utilizar el coche, pero lo cierto es que estos equipos alcanzan velocidades de 50 kilómetros por hora, dependiendo del modelo. Resulta una alternativa muy práctica para moverse entre los embotellamientos.

El precio es otro punto a favor. Para tener un patinete o moto eléctrica solo se necesitan, como mínimo, 100 euros, un precio mucho más accesible que el de un coche. Además, se pueden comprar a través de tiendas online, que se encargan de entregarlos a domicilio.

Por último, está el poco mantenimiento que requieren. Más allá de mantenerlos limpios y cargar la batería, no necesitan una mayor atención, por lo que no solo se ahorra tiempo, sino también dinero.

Ecológicos, accesibles y fáciles de maniobrar. Sin duda, los patines y motos eléctricas tienen mucho futuro y son una alternativa para movilizarse con rapidez y comodidad, liberando a los usuarios del estrés y de los retrasos a causa de los congestionamientos urbanos.

Comentarios
Cargando...