Digital Sevilla
Hazte socio
Descarga la nueva aplicación de Digital Sevilla.
Ya disponible para iPhone y Android.
(Pulsa aquí)

Archivo

Barra libre en un burdel para guardias civiles, una menor y Fiscalía no ve delito

Varios guardias civiles, el dueño de un burdel y su pareja están implicados en el caso Carioca que se investiga en Lugo por la jueza Pilar de Lara.
La magistrada ha sido la responsable de llevar a cabo la instrucción pero ha recibido de la Fiscalía de Lugo unos argumentos curiosos y contradictorios con todo lo anteriormente investigado.
Armando L.T., guardia civil, estaba imputado por dar consejos a Eladio El Medio Oreja, dueño del club Liverpool para que consiguiera los papeles de las prostitutas del burdel situado en O Corgo (Lugo).
Otros dos guardias civiles estaban acusados de recibir sobornos, delitos de colaboración con la prostitución y omisión del deber de perseguir delitos, ya que iban al burdel para ser invitados a copas, comidas y recibir regalos de Navidad por parte de Eladio El Medio Oreja.
Pero el fiscal se aguarda en una jurisprudencia del Tribunal Supremo para decir que estos regalos eran “actos de cortesía que no comprometen la imparcialidad”, ya que tenían poco valor como para constituir un delito de cohecho impropio.
Otra pieza judicial investiga al burdel Liverpool por prostitución de menores al encontrar una joven de 17 años en su interior. La chica declaró que ella había falsificado la fecha de nacimiento del pasaporte cuando se lo enseñó a Eladio El Medio Oreja.
El fiscal no ve delito en el dueño del prostíbulo porque “no se puede exigir al imputado una diligencia y celo mayor que a los propios funcionarios de Policía” defendiendo la inocencia de uno de los guardias civiles imputados que avisó a Eladio El Medio Oreja de que iban a llamarlo para declarar por la menor de edad encontrada en su lupanar.

El Medio Oreja fue entonces rápido al cuartel de la Guardia Civil a declarar de forma voluntaria pero la Fiscalía de Lugo no ve chivatazo ni revelación de secretos sino una “mera infracción administrativa” de “muy escasa entidad”.
Tampoco ve delito de proxenetismo en el dueño del burdel a pesar de que las prostitutas declararon que Eladio El Medio Oreja “era exigente con el trabajo”, “tenía mal carácter” pero que “les sugería; nunca imponía” los clientes con los que mantener relaciones sexuales.
El Medio Oreja se acercaba a ellos con “una bayeta o un cenicero, o si era calvo se tocaba la cabeza” y les pedía “que no usaran preservativo ya que se ganaba más”.
Pero de nuevo la Fiscalía de Lugo no ve delito en estos testimonios y aunque denotan que el dueño sacaba dinero de las prostitutas, según el fiscal no era de forma coactiva, ni mediante engaño, ni mediante el abuso de una situación de necesidad o superioridad o que “las mujeres que ejercían la prostitución en el local lo hiciesen coaccionadas”.

Noticias destacadas

Vídeo: acude a una manifestación con un león para contrarrestar a los perros policía

CASO ERE: La punta del iceberg

Gran Hermano trató de ocultar el abuso sexual cometido durante el concurso presionando a la víctima

Bolivia quita la careta a la prensa supuestamente "de izquierdas" que evita decir "Golpe de Estado"

El Gobierno de Pedro Sánchez pide que los asesinos y los asesinados se pongan de acuerdo para solucionar la crisis en Bolivia

Preocupación en los obispos por el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos

¿Tienes Telegram? Suscríbete a nuestro canal y no te pierdas las noticias más importantes del día (Pulsa aquí)
Compartir: