Los “frikis” de Silicon Valley montan orgías machistas como las de Hollywood

Como en la meca del cine, en la de la tecnología y la innovación, el machismo campa a sus anchas

Durante décadas en Hollywood hubo abusos machistas silenciados, conocidos incluso por aquellos que ahora se escandalizan como se está desvelando. Pero la meca del cine no es el único lugar de EEUU donde se ha generalizado estas prácticas. El escándalo del machismo y abusos ocultos afecta a su vez a Silicon Valley, el principal centro de la tecnología y la innovación del mundo.

La periodista de Bloomberg TV, Emily Chang, ha desvelado en su libro “Brotopia”, que será publicado en febrero, las orgías homófobas y machistas que se organizan entre los ejecutivos de las principales empresas tecnológicas allí situadas.

Chang ha publicado un fragmento de su libro en la revista Vanity Fair donde relata como todos los meses, grupos ‘selectos’ de trabajadores organizan fiestas salvajes de drogas y sexo que esconden actitudes machistas.

Tras entrevistar a más de 20 personas que han participado en este tipo de fiestas, la periodista relata que “inversores de primer nivel, reputados emprendedores y ejecutivos de alto rango” se citan con el doble número de mujeres del sector y de otros “sectores ligados a ella, como el inmobiliario o las relaciones públicas”.
Según los testimonios: “Uno se da cuenta perfectamente cuando se trata de una fiesta de este tipo. En las fiestas normales que se celebran en el sector tecnológico, apenas hay mujeres; pero en esta clase de fiestas hay muchísimas”.

Chang relata que “Las mujeres participan de esta cultura para mejorar sus vidas. Son consideradas ‘clase baja’ en Silicon Valley” según le confesó una inversora que acudió a una de estas fiestas.

Al parecer un grupo de ‘privilegiados’ pueden invitar a tantas mujeres como deseen para fiestas de un día o un fin de semana completo en grandes mansiones.

Además del alcohol, se consumen una gran cantidad de drogas, normalmente éxtasis y los invitados ‘desaparecen’ en tríos o grupos y se esparcen por las habitaciones o mantienen relaciones sexuales a la vista de todos.

Lo verdaderamente grave, es que todo está enfocado a la satisfacción del varón heterosexual: “De las mujeres que acuden a estos encuentros se espera que participen en tríos con un hombre y otra mujer. Las conductas homosexuales o bisexuales masculinas están completamente ausentes” señala la periodista de Bloomberg TV.

Según Chang, los que en su juventud eran ‘frikis’ y tuvieron una adolescencia solitaria, han pasado a ser importantes empresarios obligando a las mujeres a asistir ya que si no vas, pierdes oportunidades de ascender en las empresas.

A su vez, el libro detalla que el hecho de asistir también es una trampa ya que no te garantiza nada: “Existe el sentimiento de trasfondo de que te estás prostituyendo para avanzar porque, siendo honestos, tener una relación con alguien poderoso puede abrirte muchas puertas, y eso es lo quieren las mujeres que participan. Sin embargo, no tienen en cuenta los riesgos asociados a participar”, afirma una empresaria. “Si acudes a estas fiestas, olvídate de montar tu propia empresa o de que alguien invierta en ti. Esas puertas se cierran. Pero si decides no participar, eres excluida. Tanto si participas como si no, resultas perjudicada”, revela.

Comentarios
Cargando...