Opinión

El 34º "golpe" de Díaz silenciado por la prensa mercenaria

El 34º "golpe" de Díaz silenciado por la prensa mercenaria

Publicado: 23 de enero de 2018 13:04 (GTM+2)

Susana Díaz, presidenta de la Junta

Susana Díaz, presidenta de la Junta

Susana Díaz acaba de dar un nuevo “golpe”, ya van 34 en su carrera trepadora, en esta ocasión con la elección unilateral de 12 de los 15 miembros del Consejo Consultivo de Andalucía.

Este órgano era una garantía para los andaluces ya que debe ser consultado por el Gobierno de la Junta para cada ley o decreto que pretenda aprobar. Siempre se había elegido de forma colegiada con el consenso de los grupos parlamentarios, que representan a todos los andaluces.

Pero un dictamen en contra de que los enchufados del PSOE-A pudieran actuar como peritos judiciales incluso en casos de corrupción de la Junta parece haber agotado la paciencia de la experta en "golpes de mano", Susana Díaz.

El número 33 de su trepadora carrera política fue el más grave hasta la fecha ya que eliminó políticamente a su propio secretario general con el apoyo de las momias de la vieja guardia del partido.

Con esa puñalada política, la que no ha trabajado en su vida fuera del PSOE-A como la mayoría de sus esbirros, mantuvo en el poder a Don Mariano, su amigo.

Al parecer alguien venido del sur le había avisado al presidente de que se iban a "cargar" a Pedro Sánchez así que Rajoy solo tuvo que hacer lo que más le gusta, esperar. Con su último ‘golpe’, Díaz se cargó la posibilidad de un gobierno alternativo socialista con el apoyo de Unidos Podemos y la obligada abstención de Ciudadanos para no repetir unas terceras elecciones.

Luego se despeñó en las primarias al cruzar Despeñaperros para intentar ser la jefa del PSOE y la lideresa volvió malhumorada volando a Andalucía, junto a su amiga Verónica Pérez, ex máxima autoridad del PSOE y que tampoco la ha doblado en su vida fuera del partido.

Meses de conjura y control ilegal del partido se fueron por el sumidero. Había dominado el partido poniendo a su amigo Mario Jiménez, que tampoco ha currado fuera del PSOE y que llegó a ser vicepresidente de CajaSol sin tener estudios superiores, como portavoz de la gestora ilegal.

Antes había dado 32 ‘golpes’, y ahora acaba de dar el 34 con el silencio mediático de los ricos mercenarios que dicen dedicarse al periodismo. Es muy grave porque ahora podrá poner enchufados a decidir en juicios de corrupción de la Junta, que está plagada de otros enchufados, y donde se roba hasta con el dinero para formar a los andaluces o los helicópteros de urgencias.

¡Ya está bien! Que la herramienta del pacto de silencio lidere el partido que controla el poder en mi tierra desde hace décadas y que se dedique a dañar los equilibrios democráticos es muy grave.

Que controlen la m... de tele franquista que tenemos, con su amiga folklórica poniendo a niños a cantar como en la época del dictador es para mirárselo. Que tengan a todos los del carnet ganando un dinerito o enterándose primero de todo lo que la Junta va a contratar para que hagan empresas y se forren es algo indignante. Que paguen una millonada a periódicos para que se callen mientras la gente se muere en los hospitales por el caos y la falta de recurso es todavía peor.

Y podría seguir con un triste y largo etcétera... pero esto es el colmo. Que decidan directamente sus esbirros, en un juicio, si han robado o no, y esto se oculte a los andaluces mediante el pago a la prensa mercenaria es para salir a protestar a la calle y quedarte afónico.

Espero que la oposición política ponga la cara colorada a Ciudadanos, a ese partido Gatopardo, que mantiene a los corruptos en el poder. Espero que Juan Marín se mire al espejo y vea la inutilidad de su gestión, y que dimita.

Al PSOE-A de la lideresa no se le puede poner la cara colorada porque ya están ‘hinchos’ de gambas y no les afecta nada de la poca vergüenza que adolecen así que no hay nada que hacer. La ética es una enfermedad para ellos y el enchufe su destino.

¡Andaluces levantaos! No os dejéis pisar más por esta gente mentirosa que no ha pisado una cola del paro en su vida. La organización de poder y riqueza de Díaz tiene de obrera lo que yo de cura.

Me gustaría ver a esta casta vivir como viven los andaluces, perdiendo el trabajo, no llegando a fin de mes, no yendo en coche oficial y currando en lo que sea para salir adelante. Que vean lo que pasa 'sutierrasugente' mientras ellos están en sus despachos dorados. 

Quizás entonces, solo entonces, cuando padezcan como nosotros y se vean desamparados, les veamos pedir Justicia.