Comunicados

La cultura dice mucho sobre nosotros

La cultura dice mucho sobre nosotros

Publicado: 24 de enero de 2018 21:16 (GTM+2)

Mucha gente piensa que la cultura solo son los conocimientos que tenemos sobre las cosas, pero esos conocimientos van más allá del simple saber. Todos ellos junto con las costumbres y el desarrollo que haya tenido una civilización se convierte en la identidad de un pueblo.

No podemos negar que la forma en que vivimos, lo que creamos, los valores que tenemos, todo procede de la cultura del país en la que vivimos. Por ejemplo, podemos saber cosas sobre otras culturas del mundo porque en los libros de historia nos hablan de cómo vivían, en qué trabajaban, qué religión tenían. Todo eso marcaban la forma de ser de las personas y a nosotros nos pasa lo mismo.

En la cultura se engloban todos los conocimientos sobre filosofía, historia, ciencias, artes y literatura y maneras pensar que calan en nosotros y que nos llevan a tener una forma de ser. Lo que aprendemos a través del estudio, de la enseñanza y al ver a los que nos rodean pueden influir en nuestra conducta y forma de ser.

El saber no ocupa lugar

Lo que aprendemos a través de la cultura no son solo detalles de la vida de otras personas como, por ejemplo, sobre las religiones antiguas mediante saber quiénes eran los dioses de egipto. También es aprender a utilizar toda esa información para aprender de errores, forjar la personalidad y aprender a comunicarnos unos con otros. Todo esto afecta a nuestra manera de ver las cosas. Cada persona de manera individual, debido a su cultura, puede ver la misma situación desde una óptica distinta y reaccionar de manera diferente, eso es diversidad. La libertad de poder pensar de manera distinta.

No solo es tener un conocimiento sobre matemáticas, sobre la naturaleza, la historia, los idiomas, saber que dependiendo de cómo se usen los signos de puntuacion una frase cambia. Todos esos conocimientos y su práctica nos llevan a formar una mentalidad única que puede, o no, compatibilizar con otra persona. Pero todo lo que nos rodea afecta a la persona que somos.

Nuestra cultura nos hace sentir seguros

Las personas que viven en un mismo país suelen tener la misma cultura. Después, cada uno, usa esos conocimientos a su manera dependiendo de la clase de persona que sea. Pero la realidad es que, cuando sales fuera de tu país y te encuentras con alguien de tu misma procedencia te sientes como en familia porque esa persona comparte, hasta cierto grado, conocimientos y valores. El poder sentir que perteneces a algo nos lo da el hablar el mismo idioma y compartir costumbres, lo que conocemos como tradición.

Pero en cada país la cultura es distinta y, poder conocer diferentes formas de vivir y pensar, hace que nuestros conocimientos sean mucho más ricos y nos ayudan a aceptar que no todo el mundo piensa de la misma manera. Nos ayuda, en un mundo globalizado como el que vivimos, a aceptar esas diferencias y poder vivir con ellas. Esto es un gran avance.

Todavía nos falta mucho

Pero a pesar de todos estos avances, todavía nos falta mucho por entender para poder paliar algunos problemas a los que se enfrenta la humanidad. Hoy vivimos ante un problema medioambiental que causa una gran preocupación, debido a los efectos de la contaminación nos encontramos con fenómenos como la lluvia ácida. Los efectos de la lluvia acida son muy negativos para la supervivencia de los seres vivos. Conocemos los efectos que causa la grave tasa de contaminación y, hasta cierto grado, hay cosas que sabemos que podemos hacer. Ahora, esos grandes conocimientos que tenemos, deben motivarnos a todos a poner nuestro granito de arena para solucionar los problemas.