El “ambicioso” plan de Susana Díaz para evitar más muertes en las Urgencias de los hospitales

Implementarán un sistema de pulseras de colores para identificar mejor a los pacientes que esperan horas en las salas de espera debido al colapso del servicio

La consejera de Salud de la Junta de Andalucía, Marina Álvarez, ha tenido que dar cuentas tras las dos muertes ocurridas recientemente de dos pacientes que esperaba a ser atendidos. “Lamentamos lo ocurrido y he trasladado el pésame a las familias. Nos duele que curran hechos como este, nuestro objetivo es el error cero”, indicó la consejera.

Álvarez afirmó que los protocolos actuales “permiten responder de una forma adecuada y satisfactoria a los pacientes” para segundos después decir justo lo contrario reconociendo que “los protocolos no han funcionado todo lo bien que tenían que funcionar”.

Salud ha iniciado el proceso para actualizar el plan de Urgencias y Emergencias. Algunos protocolos ya existen y van a vigilar que se cumplan. Otros, solo se usan en algunos centros y los quieren extender a todo el Servicio Andaluz de Salud (SAS). Ahora, por ejemplo, se usan pulseras o pegatinas para identificar a los pacientes cuando llegan a Urgencias. La idea es hacer una norma por la que los pacientes lleven siempre una pulsera que, además, será de colores para identificar a los pacientes dependientes o que necesitan más ayuda o atención.

Con esto Susana Díaz pretende suplir a la falta de personal debida a los recortes, el verdadero problema de la Sanidad andaluza es este, según denuncian los trabajadores del SAS críticos con la gestión de la Junta de Andalucía. Según ellos, esta medida no arregla el problema ya que no hay suficiente personal en los Hospitales andaluces para cubrir la actual demanda. Algo que se aprecia en las listas de esperas para operaciones urgentes, que se llegan a demorar meses.

Comentarios
Cargando...