Detenido por intentar tocar una marcha de Semana Santa con el alcoholímetro de la Policía

Faltan 39 días para el Domingo de Ramos y algunos sevillanos "cofrades" no están llevando bien la espera

A pocos días para el Domingo de Ramos nuestra ciudad se divide entre los que pasan olímpicamente de la Semana Santa y los que esperan con un ansia desmedida la llegada de lo que consideran la semana más importantes del año.

Los llamados “cofrades” inundan las calles los fines de semana para ver los ensayos de los costaleros, acudir a besamanos y besapiés de vírgenes y cristos o escuchar a las bandas en sus lugares de ensayo. Hasta aquí todo normal para quien conozca como se toman de en serio los sevillanos su semana grande, incluso recuerdo que un conocido mío iba en agosto con incienso en el coche.

Sin embargo, cuando uno ya no espera sorprenderse con nada, llega alguien y te da una auténtica lección de humildad. Según detalla el medio local Aion SUR, la Policía Local de Castilleja de la Cuesta (Sevilla) ha detenido a un hombre en la madrugada del lunes al martes por dar positivo en un control de alcoholemia. En concreto, en la imagen que los agentes publicaron en Twitter se ve que el alcoholímetro llegó al 0,81 cuando el máximo permitido es de 0,25.

En concreto, explica que tiene 27 años y que estrelló el coche contra un bolardo. Cuando los agentes llegaron al lugar y le hicieron la prueba de alcoholemia, el resultado fue de 0,81, el triple de lo permitido. Al parecer, el detenido se negó a repetir la prueba y aseguró a otra persona que le acompañaba que “iba a tocar la marcha de las Tres Caídas”.

Al detenido se le acusa de un delito contra la seguridad vial por conducir bajo los efectos del alcohol y de otro de resistencia a la autoridad.

Comentarios
Cargando...