Viajes

Viajar con niños en semana santa y disfrutar a lo grande

22 de febrero de 2018

Escrito por:

Viajar con niños en semana santa y disfrutar a lo grande

Las vacaciones de semana santa están a la vuelta de la esquina y las ofertas de viajes están que se salen, por suerte el sector turístico tiene en cuenta a los que viajan con niños, pero siguen siendo pocos los hoteles para niños en España.

Lo que no se puede negar es su esmerada oferta, con los bufetes enfocados a los gustos de los pequeños, guarderías, servicios de animación infantil y hasta minidiscos.

Viajar con niños es un planazo para poder estrechar vínculos con ellos y disfrutar en familia, ya sea desde un hotel como punto de partida o en ruta, pero ahí van unos consejos para que sea mucho mejor y más fácil.

A tener en cuenta cuando se viaja con niños:

No hay que olvidarse nunca de llevar encima la documentación de estos, de modo que habrá que hacer fotocopias y no dar un paso sin ellas. En caso de que el menor no sea hijo nuestro se deberá incluir la autorización notarial de los padres.

Hay que cultivar la paciencia, pues con niños el ritmo será otro y el margen para hacer planes será más estrecho, pero también se pasa mejor disfrutando de cada momento y de cada descubrimiento, de modo que lo que toca es disfrutar.

Hay que llevar siempre una luz de posición, ya que puede ser que los hoteles no la tengan y los pequeños se nieguen a dormir en la oscuridad en un lugar que no conocen, más si son de los que se levantan para ir al baño de noche. Identificarlos con una pulsera de silicona de estas que resisten al agua y son económicas es un modo de estar tranquilos. Además en ellas se puede grabar el teléfono de los padres.

Mientras los niños duermen se pueden programar vuelos o estos momentos de intimidad con la pareja que tanto se necesitan, pero el mejor consejo a seguir para viajar con niños es el de implicarse en la experiencia de viajar, haciendo los planes conjuntamente con ellos.

Una mínima inversión puede salvar grandes contratiempos

Con niños o sin ellos, los seguros de viaje son imprescindibles y esto lo sabemos aquellos que viajan mucho y han visto numerosos casos de viajeros que se han quedado sin sus derechos por el mero hecho de no haber hecho una mínima inversión previa que acaba siempre por ser inmensa, ya que por poco más de 10 euros se pueden tener cubiertos hasta 100.000 euros en gastos médicos en el lugar de destino o tener la posibilidad de poder tomar otro avión si se pierde el vuelo contratado.

Incluso hay seguros para lunas de miel en que se pagan los anillos de boda en caso de pérdida y es que aunque parezca mentira, perder los anillos de boda en la luna de miel es todo un clásico que se repite mucho.

Los recién casados estrenan sus anillos y todavía no están hechos a ellos y los extravían. Parece un mal punto de partida para el comienzo de una vida en común, pero no siempre es así.

Viajar es un modo de conocer nuevas culturas y también de educar a medida que se dan nuevas experiencias

Fue el primer lugar que pisó Cristóbal Colón al pisar América y es un lugar de ensueño. Hablamos de cuba, la isla caribeña impregnada por el realismo mágico que pusieron de moda los literatos sudamericanos, donde todo es posible. Historia, playas maravillosas, naturaleza, una gente hospitalaria, mucha música y mucha cultura son las enseñas de un lugar como hay pocos.

La historia de Cuba está impresa en la historia contemporánea del siglo pasado y hoy día sigue marcando un punto de inflexión al ser el único país que cuenta con el bloqueo comercial de los EEUU, al estar vigente el gobierno que salió fruto de la revolución de 1952 que destituyó a l militar Fulgencio Batista del poder. Cuba es un lugar ideal para viajar con niños, ya que hay una gran seguridad ciudadana en todo su territorio.