Comunicados

Prepararse para el examen TOEFL: aspectos a tener en cuenta

Prepararse para el examen TOEFL: aspectos a tener en cuenta

Publicado: 2 de marzo de 2018 10:56 (GTM+2)

El Test of English as a Foreign Language es la única titulación admitida en 136 países y en más de 6.000 instituciones, la cual solicitan para efectuar estudios de pregrado o de postgrado, como las maestrías en administración de negocios.

El examen mide el nivel de desenvolvimiento de los estudiantes en el idioma inglés, en lugar de centrarse en sus niveles de conocimiento. Aquellos que han decidido estudiar en el extranjero y desean conocer más sobre el test, es importante que sepan que la prueba consta de 4 partes.

La primera mide todas las habilidades de lectura, la segunda evalúa el grado de comprensión de los diálogos en inglés, la tercera engloba todo lo referente a la comunicación oral y la última parte pone a prueba las aptitudes para plasmar las ideas por escrito.

Para afrontar todos estos retos, es crucial que los aspirantes puedan prepararse de la mejor manera y obtener la máxima puntación posible, que en este examen es de 120 puntos, repartidos a razón de 30 puntos para cada parte del test.

Cursos que se adaptan al estudiante

Existen academias, como la Exam Madrid Academy, que ofrecen diversos cursos para que los alumnos puedan prepararse y alcanzar los objetivos en el examen TOEFL. Desde su página web ingles-madrid.com, la institución explica todos los pormenores del examen TOEFL y cuáles son los aspectos que deben reforzarse para obtener una buena nota.

A diferencia de otras evaluaciones, el examen TOEFL no se aprueba o se suspende, solo se obtiene una calificación para optar a ingresar en una universidad extranjera. Cada centro de estudio tiene una calificación mínima, que debe ser superada para poder acceder.

En el caso de no alcanzar la calificación mínima, la solución es prepararse de nuevo, repetir la prueba y mejorar los resultados.

Una de las principales ventajas que tienen los cursos de esta institución es que son impartidos por profesores nativos americanos, que son expertos en todos los niveles de comunicación del idioma inglés.

También hay que considerar que los cursos pueden adaptarse a la cotidianidad de cada persona. Es decir, el estudiante puede decidir si realiza el curso de forma regular, con nivel intensivo, de verano o bajo la modalidad de clases particulares. Los horarios también son flexibles y se pueden adaptar a los requerimientos del alumno.

Los grupos reducidos de estudio ofrecen mejores resultados, por lo que los estudiantes se agrupan en secciones de hasta 6 personas. Al tener clases solo con 5 compañeros, el aprendizaje será mucho más efectivo.

Cada estudiante tendrá un nivel similar de inglés, por lo que todos podrán sentirse cómodos a la hora de comenzar su preparación.

Incrementar habilidades

Una de las preguntas más recurrentes entre quienes se animan a preparar la prueba es sobre la dificultad de la evaluación. Para obtener la mejor nota, el estudiante debe incrementar considerablemente sus habilidades para leer, escuchar, hablar y escribir en este idioma.

Es por ello que el curso intensivo TOEFL es una de las alternativas más buscadas por los estudiantes para llegar bien preparados. El curso intensivo TOEFL en Madrid está diseñado para todas aquellas personas que tienen poco tiempo para prepararse para el examen.

Las opciones para el curso intensivo TOEFL incluye un formato de 3 semanas de duración con 16 horas lectivas totales, y otro de 2 semanas con 24 horas lectivas. Para estos grupos también se estipula un máximo de 6 estudiantes, para un mejor aprovechamiento de los conocimientos.

Sobre los tipos de examen TOEFL, existen 3 versiones diferentes. El primero es el que se realiza a través de Internet, en el que se utiliza un ordenador para presentar las pruebas. Este es el modelo más aceptado por las instituciones y el más impartido en los centros de enseñanza.

El segundo tipo de test es el que se presenta de forma presencial en papel. Se trata de la antigua forma de evaluación y ya casi no hay centros que utilicen este tipo de metodología en el mundo.

El tercero es el TOEFL júnior, que va dirigido a los jóvenes de secundaria mayores de 11 años. La idea es evaluar sus conocimientos y que se vayan preparando para superar con éxito el examen en el futuro.

La preparación para la prueba es vital para conseguir una alta puntuación. Solo a través de la simulación de exámenes y otros métodos de enseñanza el estudiante podrá alcanzar sus objetivos y poder acceder a la universidad deseada.

El inglés es el idioma universal, por lo que su aprendizaje es un requisito para impulsar la carrera académica de cualquier persona.