El exinterventor acusa al Gobierno de Chaves de inacción en los ERE

Acusó en 2013 a Griñán de haber cebado la "corrupta partida" de los ERE

Manuel Gómez Martínez, ex interventor general de la Junta de Andalucía, ha vuelto a implicar a tres miembros del Gobierno andaluz de no hacer nada ante las “deficiencias” de las ayudas sociolaborales de los ERE, un total de 741 millones de euros.

Lo ha hecho ante la Audiencia de Sevilla como ya hizo ante el Tribunal Supremo sobre el juicio por el fraude masivo y multimillonario de los ERE que tiene sentados en el banquillo a 24 ex altos cargos, entre ellos los dos expresidentes de la Junta, Chaves y Griñán.

El ex interventor general no ha mencionado los nombres pero se refería a José Antonio Griñán, consejero de Hacienda entre los años 2004 y 2009, Francisco Vallejo, ex consejero de Innovación y Antonio Fernández, ex consejero de Empleo.

En 2013, Gómez Martinez envió al presidente del Parlamento de Andalucía un texto titulado “Divinas Palabras” en el que acusaba a Griñán de haber “cebado sin descanso la corrupta partida presupuestaria de los ERE”. A su vez, ante la juez Alaya declaró que era impensable que tanto Chaves como Griñán no supieran lo que estaba ocurriendo con los ERE.

El 28 de agosto de 2012, durante la comisión de investigación parlamentaria sobre los ERE, el ex interventor general declaró: “Si su vecino le advierte a voces por la ventana que salen llamas por su extractor de humo usted qué haría. ¿Llamaría a los bomberos para evitar la catástrofe o esperaría a que su vecino confirmara la noticia por carta o correo electrónico? Sería inaceptable que ante su descuido el vecino acabe pagando el desaguisado. (…) Nosotros lo advertimos y quien tenía que tomar decisiones no las tomó; lo que resulta irónico es que quien no tomó decisiones se queje ahora de que no fue advertido”.

Según publica EL MUNDO, el ex interventor general declaró en abril de 2015 en el Tribunal Supremo que tres miembros del Gobierno recibieron “nuestros informes” en los que se detallaba las circunstancias “suficientemente relevantes” como para haber “tomado medidas”.

Ante la pregunta del fiscal sobre si se ratificaba de aquellas declaraciones su respuesta fue: “Sí, me ratifico”.
Su departamento emitió 17 informes alertando de las irregularidades en la gestión de los ERE.

En esta ocasión, su testimonio ha sido menos duro e incriminatorio con sus compañeros de banquillo que en otras ocasiones. Al terminar, curiosamente Manuel Chaves le ha ayudado a levantarse de su silla, ya que llevaba muletas.

Comentarios
Cargando...