Comunicados

Maneras de hacer visible tu negocio: el dominio web

Maneras de hacer visible tu negocio: el dominio web

Publicado: 23 de marzo de 2018 21:40 (GTM+2)

Adquirir un dominio web propio no es solamente una de las maneras en las que nuestro negocio puede ser fácilmente difundido y que se guarda de manera permanente en la red, sino que, al compararlo con otros medios de publicidad como los anuncios por radio, televisión y web resulta uno de los más económicos, por lo que resulta una buena opción con grandes ventajas respecto a los anteriores.

Aspectos a tener en cuenta a la hora de adquirir un dominio web

Antes de hacernos con un dominio web propio, debemos aclarar una serie de aspectos fundamentales para estar bien informados antes de tomar la decisión de comprar un dominio web.

Lo fundamental, es aclarar qué es exactamente un dominio web y cómo funciona su método de compra. Un dominio web es el nombre que puede tener tu tienda, blog o marca en general en internet, algo así como la dirección web, que no puede ser idéntica a otra. Para tener un dominio web, muchas empresas de alquiler de dominios se dedican a registrar los nombres de los dominios que, aparte de proveerte de un dominio para tu página web, se encargan también de hostear tu espacio en la web, es decir, de que esta permanezca en la web para garantizar que siga en ella sin la necesidad de crear servidores o mantener un ordenador normal y corriente encendido para que la página sea accesible.

Los preparativos para crear un dominio web

Para comenzar a registrar nuestro dominio web, deberemos elegir un nombre para nuestro dominio. Esto resulta un paso fundamental y muchas veces infravalorado, ya que la elección de un nombre adecuado ya puede darnos cierta ventaja en el inicio ya que si este es bueno y fácil de recordar será  mucho más fácil que este se transmita y se comparta con mucha más facilidad. A la hora de elegir el nombre, es importante tener varios factores en cuenta. Por ejemplo, es muy importante que el nombre del dominio de una pista de la temática que se refiere el sitio o a los productos que vas a ofrecer. También es muy recomendable poner una palabra clave en el dominio para que sea más fácil de encontrar cuando los usuarios de los buscadores como Google o Bing puedan encontrar la página con mayor facilidad y que el nombre del dominio no sea demasiado largo entre otros muchos otros consejos diferentes.

Un problema que puede surgir a la hora de elegir un nombre para nuestro dominio es que este ya esté registrado. Para paliar este problema es recomendable anotar una pequeña lista con variables de ese mismo nombre. Sin embargo, es altamente recomendable cambiar el número del dominio (si este está en singular poner el nuestro en plural) ya que si a la hora de teclearlo alguien se equivoca en una letra podríamos estar mandando a alguien a una competencia directa por error.

Otro punto importante a la hora de crear un dominio es la elección de la extensión de este, ya que no podríamos saber cuál le sienta mejor (.com, .net, .es, etc) Para esto es necesario enfocar a donde va a estar dirigido tu radio de acción, ya que si vas a realizar operaciones a nivel nacional es preferible poner .es si vas a trabajar en España, .uk si vas a realizar tu labor en Gran Bretaña o .fr para Francia. Sin embargo, para los que tienen pensado trabajar en una sola región o ciudad es preferible usar otro tipo de dominio. Por ejemplo, podemos usar .cat para cataluña o .madrid o .barcelona para las respectivas ciudades. Para negocios más internacionales es muy recomendable optar por .com.

Comprar y registrar un dominio web

Una vez tratado estos puntos pasaremos a comprar nuestro propio dominio web. Es muy importante tener en cuenta una serie de aspectos fundamentales a la hora de elegir quién va a registrar nuestro dominio web, ya que no debemos fijarnos sólo en los precios que encontramos. Por ejemplo, en ciertas empresas algunas extensiones de dominios tienen un precio descontado durante el primer año que tenemos registrado el dominio, sin embargo, en los siguientes años este descuento no se aplica y puede ascender drásticamente.

Por otro lado, puede resultar que nos convenga el ejemplo de otras empresas que ofertan extensiones de dominios algo más caras pero que nos ofrecen otro tipo de servicios que pueden resultarnos de interés. Por ejemplo, aunque al ser comparadas con otras empresas por el precio del dominio, muchas de estas empresas ofrecen hosting ilimitado con un editor web y un panel para gestionar fácil y cómodamente el DNS.

También es necesario hacer una mención a la transferencia de dominios y esclarecer ciertas dudas al respecto. Este servicio te permite transferir un dominio que registraste inicialmente para cierta empresa y que sea cual sea la causa quieras traspasarla a otra. El precio de esta operación suele ser el mismo que el de un registro totalmente nuevo.

Por último, antes de decidir dónde vamos a registrar un dominio web es necesario comprobar la clase de atención al cliente que vamos a recibir, ya que muchas empresas cuentan con un servicio de atención al cliente los 365 días del año y que otras muchas que atienden las 24 horas del día.

Como hemos podido comprobar, el registro y compra de un dominio web no resulta de un proceso caro ni complejo, por lo que podemos afirmar que es un método más que válido y profesional para mostrar al público una buena imagen de la marca y dar a conocerla de manera que pueda ser compartida fácilmente y que nuestro negocio cuente con una web de referencia a la hora de ser buscada.