Dejan de ir a la feria para ver a Chaves ante el tribunal, por las quejilas

Las maniobras de ocultación de Canal Sur y la justicia me llevan a escribir mientras bailo sevillanas y monto al niño en las calesitas

Bien por el juzgado. Todo apunta que la gente va a dejar a miles el Real de a la Feria de Abril de Sevilla para ver a Chaves ante el tribunal. Los jueces han tenido un ojo clínico para que el ex presidente de la Junta declare por el multimillonario fraude masivo de los ERE. No había otra fecha, otra semana, tenía que ser en plena feria.

Seguramente la gente, mientras se arregla para ir al Real, va a buscar online la declaración de Chaves. No la encontrarán porque no la ofrece Canal Sur. Quizás, con algo de resaca, los sevillanos van a poner la tele, y ante la censura informativa de Canal Sur, el nuevo NODO, se acuerden de ese canal desconocido ATV donde ha escondido la tele pública andaluza la imagen del expresidente ante los tribunales.

Si apuestan por la radio pública, ahí está Tom Martín Benítez, el viejo zorro de la “información” de Canal Sur, para que no se hable de ello. Si por un casual se hiciera, se debe apoyar la gestión de la organización PSOE-A, que es la que manda y elige a los periodistas que cobran, y cobran bien.

Mientras baile sevillanas esta tarde escribiré sobre el asunto de Chaves que seguro que la gente, entre rebujito y rebujito, nos van a leer con devoción.

Bien por la justicia en Andalucía, bien por la radio y la tele pública, bien por Ciudadanos que ha servido de felpudo para su Majestad Susánida y no ha conseguido nada en cuanto a limpieza de corrupción y su supuesta “regeneración democrática”.

Contento me voy a la feria, a ver si me encuentro a Juan Marín, supuesto líder de Ciudadanos aquí, al jefe de la RTVA o a la Dueña del Cortijo en que han convertido mi tierra. Los veré seguramente en un rincón, engullendo jamón y gambas a dos manos, como si se fuera acabar el mundo, hoy.

Me acercaré esquivando cáscaras y botellas de manzanilla que arrojen durante su proceso de engollipamiento y les voy a acercar alguna servilletitas para que se limpien las manos. Entonces, cuando me miren con los ojos desorbitados, les voy a invitar amablemente a que lean este humilde artículo mientras ellos se ponen púos de langostinoypataruseeeee.

A ver si les enciende la lucecita de la ética, lo dudo.

Comentarios
Cargando...