España cómplice del ataque a bases militares en Siria

Un destructor y dos aviones apoyaron el ataque, todo gracias al antiguo plan Marshall

La boca de Mariano Rajoy debe de tener un regusto desagradable después de apoyar y justificar el ataque por parte de Francia, Inglaterra y EEUU declarando dicho ataque como “legítimo y proporcionado”.

La base naval estadounidense de Rota (Cádiz) alberga cuatro destructores donde participó en la madrugada del 13 de abril el USS Donald Cook acercándose antes del ataque a costas chipriotas para poder desplegar decenas de misiles Tomahawk a instalaciones militares en Siria pretextando presencia de armas químicas en la ciudad de Duma (sigue sin haber pruebas contundentes de estas armas).

Según el ministro de defensa, España les ha proporcionado apoyo logístico con la presencia de dos aviones de aprovisionamiento en vuelo de la fuerza aérea de EE UU, con base en Zaragoza y con el destructor USS Donald Cook con base en Rota mencionado anteriormente.

No es la primera vez que España brinda apoyo logístico a asesinos, el pasado 2017 dos buques de la base naval de Rota atacaron al aeródromo del Ejército Sirio en Al-Shairat por la supuesta presencia de agentes químicos en Jan Sheijun, provocando dicho ataque la muerte de 86 personas.

Bolivia, Irán, Venezuela y Cuba han recriminado tales actos como propios de un imperio y tachados de unilateral, dejando de lado la carta de las Naciones Unidas como ha expresado el Embajador de Bolivia en la ONU.

Los comentarios están cerrados.