Comunicados

Las ventajas de comprar por internet

Las ventajas de comprar por internet

Publicado: 20 de abril de 2018 10:41 (GTM+2)

Internet ha evolucionado el mercado y ha dado lugar a un nuevo perfil de consumidor que busca la inmediatez a la gora de realizar las compras y su máxima comodidad. Cada día aparecen nueva aplicaciones que no son más que startups que quieren lanzarse al ecommerce con mejores ventajas para los consumidores.

Otro ejemplo de los cambios en la cultura de consumo son las continuas protestas de El Corte Inglés sobre las posibles ventajas fiscales de Amazon y otros grandes marketplace con respecto a grupos como El Corte Inglés.

Sea como fuere, el comercio tradicional ha visto las grandes oportunidades que ofrece la red para llegar a nuevos nichos de mercado a los que no tenían acceso hace unos años. Muchas pymes ven cómo puede expandirse su mercado con solo diseñar una web bien cuidada y una tienda online que resulta atractiva para los clientes.

En el caso de los clientes finales, las ventajas de comprar por internet son muy variadas, las presentamos a continuación.

Mayor variedad de productos

Para los consumidores, acceder a un producto deseado nunca ha sido tan fácil. Cualquier producto o servicio está al alcance del consumidor final tecleando en algún buscador de internet.

Salvo excepciones como ciertos productos de estreno, donde la demanda es muchísimo mayor que la oferta, a la hora de buscar en internet, en cuestión de segundos aparece ante los usuarios de internet un listado perfectamente organizado de establecimientos o plataformas virtuales para adquirirlo en pocos clicks.

Ahorrar tiempo

Una segunda ventaja de las compras por internet es el ahorro de tiempo. Con la compra a través de internet ya no hay que ir de un lugar a otro y hacer kilómetros para hacer compras. Todo lo que se desea se puede tener delante de la pantalla de un ordenador.

No solo en plataformas virtuales tipo marketplace se puede hacer esto, sino también en tiendas de alimentación y todo tipo de sectores, hasta el punto de que se puede hacer la compra de la semana desde internet, sin salir de casa.

Ahorro económico, descuentos y chollos

Este quizás sea el motivo por el que el ecommerce no deja de crecer año tras año. Comprar online depara la posibilidad en muchos casos de adquirir producto a un precio más bajo que si compramos estos mismos productos en un establecimiento físico.

Además, la tendencia es que los modelos de negocio online apuesten cada vez por ofrecer descuentos interesantes a sus clientes a través de cupones para próximas compras o bien una rebaja directa sobre el precio marcado.

Un ejemplo de esta revolución que ha supuesto internet para el comercio son webs como nolodejesescapar.com, páginas en las que podemos consultar ofertas y chollos más que atractivos, productos a precios que sería imposible adquirirlos en el comercio tradicional.

Comparar y valorar entre diferentes opciones

Derivado de la posibilidad de adquirir una enorme variedad de productos y sin tener que salir de casa, comprar en internet tiene la gran ventaja de poder comparar las veces que sean necesarias.

De hecho, en internet un tipo de página que tiene mucho éxito son los comparadores: de productos de tecnología, para adquirir coches de segunda mano, seguros...

En la venta tradicional, en muchas ocasiones acabamos comprando un producto sin ver si ese mismo artículo está más barato en otro comercio, o bien la compramos porque es más rentable para no tener que desplazarse a otro centro comercial.

Cuando salimos a comprar, el tiempo se convierte en el principal enemigo número uno. En cambio, comprar por internet permite comparar y contrastar el mismo artículo en varias webs sin tener que moverse de casa y en poco tiempo.

Las valoraciones de los usuarios

Por último, y dado a que los negocios online son conscientes de que la compra a través de internet necesita de refuerzos extra para motivarlos, es habitual que en todas estas plataformas aparezcan valoraciones y opiniones sobre los productos, algo que les da mayor visibilidad a estas plataformas.

En el caso de los consumidores finales, todos confiamos más en lo que dicen el resto de consumidores, que al fin y al cabo, son unos iguales, que en lo que puedan explicar desde la plataforma o los propios fabricantes de los artículos.