Comunicados

Las familias apuestan por la reutilización

Las familias apuestan por la reutilización

Publicado: 27 de abril de 2018 09:15 (GTM+2)

Si bien es cierto que hubo un tiempo en el cual para nuestros hijos tan sólo queríamos lo más nuevo y lo mejor, el concepto ha cambiado ligeramente. A medida que ha ido calando cada vez más en la sociedad la idea del reciclaje y reutilización, son más frecuentes las familias que se deciden a darle una oportunidad a reutilizar mobiliario de bebés.

Si bien es cierto que no todos los materiales pueden reutilizarse. Como bien podría ser el ejemplo de las cucharas de bebé, algo muy personal y que supone una inversión ínfima en comparación con la necesidad que cubre. Existen otros muchos aparatos que las familias se animan cada vez más a reutilizar antes de comprar uno nuevo.

Esto es lo que sucede por aparatos y elementos no tan personales como podría ser un colchón cambiador, ya que no resulta ser un utensilio tan íntimo como el caso anteriormente mencionado de la cuchara. En este último caso el bebé únicamente estará apoyado en el mismo.

¿Qué lleva al auge del reciclaje de los aparatos de bebés?

Esto se ha debido a diferentes factores que, en su conjunto, han animado a las familias a cambiar de una mentalidad de “todo nuevo” por otra de “todavía cumple su función bien y con seguridad”.

Por un lado, está el hecho de la crisis que ha estado afectando a gran parte de las nuevas familias que se han ido creando en estos años. El menor poder adquisitivo ha llevado a replantearse qué tan necesario era comprar un mobiliario y considerar si existía tanta diferencia entre un producto nuevo y uno de segunda mano bien cuidado.

Por otro lado, también han influido notablemente tanto el factor social como la costumbre arraigada de guardar todo mientras sea posible. Lo que ha provocado que aquellas familias que han sido las primeras en su grupo de amistades en establecerse, puedan compartir con el resto aquellos muebles y materiales que ya no les sirven y tienen almacenados.

Lo que abarca desde sonajeros hasta juegos completos de cunas en algunos casos.

Las redes sociales y Apps facilitan el proceso

Un tercer factor para que esto sucediese han sido las redes sociales y las aplicaciones para la compraventa de productos de segunda mano. Este factor ha sido decisivo en el momento de crear una corriente social que fomentara el uso de productos de segunda mano en la gente adulta y joven.

Actualmente la capacidad de encontrar productos que deseemos de que alguien tenga y desee vender es muchísimo más elevada que lo que era en épocas anteriores. Si antes tenías que desplazarte hasta una tienda especializada en productos así, hoy en día basta con mirar el teléfono móvil para encontrar en tu ciudad lo que necesites. Y para ello basta con utilizar una red social con grupos públicos de compraventa o directamente aplicaciones que te permitan hacerlo de igual manera.

Además del beneficio económico que supone conseguir un mobiliario que se encuentre en buen estado, también existe una cada vez más marcada conciencia ecológica que busca reciclar todo aquello que todavía funcione bien mientras le sea posible. Y de esta manera, minimizar su huella ecológica.