Comunicados

Los mosquitos: la pesadilla del verano

Los mosquitos: la pesadilla del verano

Publicado: 2 de mayo de 2018 11:05 (GTM+2)

Aunque parezca lo contrario, las picaduras de mosquitos son parte importante en las consultas médicas de hoy en día. Los diferentes tipos de mosquitos que existen y las diferentes reacciones que producen  sus molestas picaduras hacen que los usuarios vayan al especialista a buscar una solución contra el molesto daño que ocasionan.

Lar urgencias a veces no son la respuesta más eficaz ante la búsqueda de la mejor solución contra las picaduras de mosquitos, cada vez más personas utilizan otras vías como smartsalus.com, para tener un óptimo diagnóstico con el profesional correcto sobre las picaduras de estos insectos.

Con la llegada del calor se acelera el proceso reproductivo de los mosquitos multiplicándose su número en un espacio corto de tiempo. De esta manera, se convierte para muchos en la gran pesadilla del verano. El calor y la humedad es el entorno ideal para que los mosquitos estén en su máximo “apogeo”. Llegado el frio muchas especies de mosquitos hibernan y otras simplemente fallecen por su corto tiempo de ciclo de vida.

Conozcamos un poco más a este invasor con el fin de ser capaces de aplacar su ira hacia los humanos:

  • El dióxido de carbono (CO2) que exhalamos por la boca es uno de los factores que atraen a los mosquitos. Pueden percibirlo hasta a 10 metros de distancia. Aquellas personas  más activas que emiten más CO2 son los principales objetivos de los mosquitos. El olor corporal también juega un papel importante pero no se tiene constancia de una especial predilección hacia un tipo de olor u otro, cada mosquito evalúa su propia sensibilidad y gusto.
  • Existen más de 3000 especies de mosquitos, muchos de ellos son inofensivos y no pican. Pero otros necesitan sangre para garantizar el desarrollo adecuado de sus óvulos, por lo tanto son las hembras las que se dedican a esta tarea. Tres especies son las más representativas: el mosquito tigre, el mosquito de la malaria y el mosquito común.
  • Conociendo su entorno es más fácil poder prevenir la compañía de estos enemigos alados. Es importante evitar zonas con agua estancada. Por ejemplo, e l mosquito tigre no se mueve más de 10 metros alrededor de su zona húmeda, algo que no sucede con los mosquitos comunes.

Una vez que somos objetivo de los mosquitos, es necesario conocer la reacción de nuestro cuerpo ante la picadura. Si tenemos alguna duda es necesario acudir al especialista para que valoren el tipo de reacción que se tiene.

Por otro lado, ante picaduras de mosquitos comunes, si bien no es peligrosa pueden llegar a infestarse. La mejor solución es acudir a la farmacia más cercana para obtener una pomada que alivie la picazón y, si es posible, que contenga cortisona para evitar la hinchazón.

Pero si no es posible acudir a una farmacia se puede aliviar el picor e hinchazón con:

  • El hielo calma el picor de forma rápida aunque una vez dejado de aplicar el picor vuelve.
  • El alcohol ayuda a mitigar las molestias del picotazo, sobre todo en sus inicios llegando a dejar la zona muy calmada.
  • El vinagre actúa como desinfectante, cama el pico y el hinchazón de forma muy efectiva.

No nos podemos librar de los mosquitos, pero si podemos conocer la información y herramientas necesarias para paliar sus dañinas consecuencias.