Comunicados

¿Cuándo es necesaria una queiloplastia?

¿Cuándo es necesaria una queiloplastia?

Publicado: 7 de mayo de 2018 09:39 (GTM+2)

Cuando una persona se somete a una cirugía estética espera que el resultado final sea tal como lo imaginó. Sin embargo, esto no siempre ocurre, y el paciente toma la decisión de entrar nuevamente al quirófano para lograr la apariencia deseada.

Muchas personas que se realizan una queiloplastia –cirugía que mejora el aspecto de los labios–, después deciden pasar nuevamente por el bisturí al no estar conformes con el resultado.

La opinión de un cirujano experto

Sobre este tema contamos con la opinión del Dr Alfredo Fernández Blanco, cirujano plástico y quien dirige la Clínica Fernández Blanco. El especialista reconoce que después de un tiempo de transcurrida la operación, algunos pacientes sienten molestias en la boca o no están totalmente seguros con sus nuevos labios.

Esta situación los lleva a entrar nuevamente en el quirófano para una segunda queiloplastia. Cuando el paciente siente dolor en los labios, el nuevo procedimiento quirúrgico se hace necesario.

Motivos para una segunda queiloplastia

Son varios los motivos que pueden llevar a una persona a solicitar una segunda queiloplastia. Puede ocurrir que en la primera operación se haya infiltrado una cantidad excesiva de material sintético, y por eso el resultado sea antiestético.

Esto puede afectar la seguridad y autoestima de la persona, por lo que una segunda cirugía es casi obligatoria. La apariencia física influye directamente en la confianza de las personas, y por ello la importancia de buscar un médico de excelente reputación para una cirugía plástica.

Una queiloplastia también puede ser un fracaso cuando el resultado final presenta una asimetría muy notoria entre el labio superior e inferior. Lo normal es que el labio inferior sea más grueso que el labio superior.

Por suerte, con una queiloplastia se puede retirar el exceso de material sintético, y así el paciente tendrá los labios que siempre ha soñado. La boca es un punto central en la apariencia del rostro, de tal manera que una boca poco estética cambiará el aspecto de la cara.

Consejos del doctor

Es importante tener en cuenta que los errores cometidos en una primera queiloplastia no siempre se pueden solucionar con una segunda cirugía. Todo dependerá del tipo de producto que se ha usado para la infiltración.

Aquellos productos que tienen una base acuosa y son removibles, pueden ser retirados mediante una operación. No obstante, existen otros materiales que se infiltran en los tejidos y que no pueden ser removidos.

A través de exámenes previos, el médico cirujano podrá determinar si el producto usado en los labios puede ser removido o no. En caso de ser posible la extracción, la segunda queiloplastia consistirá en una pequeña incisión en el labio para retirar el material sobrante.

En algunas ocasiones, el organismo puede experimentar una reacción negativa ante la presencia de un cuerpo desconocido (el material sintético), lo que obligaría a la extracción total de la sustancia.

No es posible anticiparse a la reacción del cuerpo de una persona ante el material sintético introducido en el labio hasta que se realice el procedimiento. Eso aumenta las posibilidades de una segunda queiloplastia.

Tips antes de una queiloplastia

Si estás pensando en someterte a una queiloplastia, existen algunos aspectos que debes tener en cuenta antes de tomar la decisión final. Lo primero que debes hacer es buscar un médico de confianza con una reputación intachable.

Jamás elijas un doctor sin antes conocer su historial. Si tienes amigos y familiares que se hayan sometido a este tipo de procedimientos, pide que te recomienden un buen especialista con varios años de experiencia.

Una vez que hayas escogido al cirujano, explícale los motivos por los cuales quieres someterte a una queiloplastia y escucha todos sus consejos. El doctor podrá ofrecerte valiosos consejos sobre el cuidado de los labios y es probable que mencione otras opciones médicas que no incluyan el bisturí.

El siguiente paso sería elegir un centro médico de confianza, preferiblemente uno que conozcas muy bien y en el cual te hayan atendido previamente. La salud no es cosa de juego. Siempre será mejor negocio pagar un poco más por una clínica de confianza a elegir un centro médico de dudosa reputación.

La queiloplastia es un procedimiento quirúrgico muy común en todo el mundo, y no debe generar mayores inconvenientes si se elige un médico y clínica de confianza.