Comunicados

Cómo hacer que Google te quiera

Cómo hacer que Google te quiera

Publicado: 15 de mayo de 2018 15:58 (GTM+2)

Como ya bien sabemos, Google decide cómo de interesante para el usuario es un contenido con respecto a la competencia de ese mismo contenido. No hay más remedio que asumir este hecho universal y tratar de agradar a Google en la medida de nuestras propias posibilidades.

La posición importa

Así es. La posición en el buscador de buscadores es importante desde el primer momento en el que se pretende ser competitivo y que los lectores nos visiten y nos elijan por encima de otras webs que ofrecen productos o servicios más o menos similares a los nuestros.

La visibilidad en Internet es importante hasta el punto de que si nuestros clientes potenciales no nos encuentran no tendremos ninguna oportunidad de convertir esas visitas en clientes finales. Se puede afirmar sin exagerar que la posición jugara un papel determinante en el éxito de una web.

Por supuesto existen otros muchos factores para que nuestra presencia online no se vea desdibujada o invisibilizada, pero el posicionamiento es sin duda el primer paso y también el más importante para asegurarnos una evolución satisfactoria de nuestro negocio en Internet.

Dicho posicionamiento se consigue a través del SEO (Searching Engine Optimization), o lo que es lo mismo, la Optimización para Motores de Búsqueda. Los primeros motores de búsqueda aparecieron varios años antes que Google, pero hoy por hoy sabemos que este es el más usado del mundo con mucha diferencia por delante de sus principales competidores: Bing y Yahoo.

Sin embargo, hace cuatro años, el presidente ejecutivo de Google declaró que realmente su principal competidor en materia de búsqueda en línea es Amazon. Aunque se concentran más en el aspecto comercial, fundamentalmente responden a preguntas y búsquedas de usuarios, al igual que Google.

Las primeras posiciones del buscador no están al alcance de cualquiera, sino que están reservadas para aquellas webs que han aplicado más eficientemente las acciones y técnicas de SEO, y así, han sido seleccionadas por los algoritmos de Google (que se encuentran en constante evolución).

Es decir, lo que hoy funciona en cuanto a SEO no es, ni de lejos, lo que funcionaba hace diez años. Actualmente se prima la experiencia del usuario por encima de técnicas más agresivas que tratan de posicionar palabras clave de forma indiscriminada, restando valor y coherencia a los contenidos.

Si quieres aprender paso a paso a posicionarse el primero en Google, existe mucha información online que trata el tema del posicionamiento desde una perspectiva técnica y basada en el SEO que da resultados hoy en día, ya que como hemos dicho, Google controla varios parámetros al respecto.

Uno de ellos son las palabras clave. Se trata de palabras que los usuarios buscan repetidamente y, por tanto, una web debe contenerlas para que Google la considere de valor y de utilidad para estos lectores que están especialmente interesados en esta combinación léxica en concreto.

A través de un análisis de volumen de búsqueda podemos obtener muchos datos de interés como posicionamiento de la competencia a través de esa keyword o la introducción de nuevas palabras clave. Para esta tarea de investigación existen diversas herramientas tanto gratuitas como de pago.

También hay que prestar atención al meta title, la etiqueta más importante de todas. Deberás incluir la keyword siempre aquí y lo más a la izquierda posible, con la finalidad de que sea fácilmente identificable por Google y de esta manera nos ayude con el posicionamiento que pretendemos.

Así mismo, la meta description deberá ir encaminada a llamar la atención del usuario. Será lo primero que lean antes de clickar sobre el contenido y revisarlo, así que de preferencia tiene que incluir una llamada a la acción a base de imperativos u otras técnicas de creación de interés.

Una buena estrategia para posicionar es conseguir enlaces. Estos deberán ser lo más naturales posibles, si se notan forzados la página perderá autoridad ya que Google entenderá que no corresponden realmente con tus contenidos. Intenta siempre aportar valor en este sentido.

En cuanto al contenido propiamente dicho, es importante que aporte valor a través de textos, pero también de vídeos, infografías e imágenes. La extensión media suele rondar las 1000-1500 palabras, un buen indicativo podría ser la extensión de la competencia en sus contenidos posicionados.

No hay que descuidar la URL sobre la que se escribe el contenido para posicionar las palabras clave elegidas. Se recomienda que sea siempre una URL corta, descriptiva y limpia, sin dejar preposiciones, artículos ni otras palabras que en realidad para este caso son prescindibles.

 

Posicionar una página en los primeros puestos de Google no es nada sencillo, pero esperamos haberte dado algunos trucos para que puedas comenzar a plantear tu propia estrategia de marketing online teniendo siempre en cuenta como referencia los preceptos del SEO.