Comunicados

Del coche a la moto; consejos a tener en cuenta

Del coche a la moto; consejos a tener en cuenta

Publicado: 15 de mayo de 2018 08:53 (GTM+2)

Hay auténticos amantes de los vehículos a dos ruedas, aquellos que siempre han preferido moverse sobre el asfalto a lomos de su compañera de aventuras, que no entienden la conducción sin sentir el viento, la inercia de las curvas, la fragilidad de la velocidad… son motoristas desde que tienen edad para ser conscientes de lo que significaba montarse sobre una de estas máquinas

Sin embargo, hay otras muchas razones que hacen que los que estamos acostumbrados y acomodados al confort de los vehículos de cuatro ruedas nos pasemos a la conducción de vehículos de dos ruedas.

Los principales motivos que nos pueden llevar a tomar esta decisión son el ahorro de combustible, poder llegar antes al trabajo evitando atascos, encontrar aparcamiento más fácilmente, la libertad de movimiento, la sensación de integración con el ambiente que nos rodea… Son muchas y variadas las razones que hacen a los automovilistas tomar la decisión de cambiar su coche por una moto o un scooter.

A todos ellos les dedicamos este artículo, a todos los que están pensando en ese cambio, ya que el paso del coche a la moto debe hacerse siempre con seguridad, respetando y tomando en cuenta una serie de nociones básicas.

Nuestro primer consejo es tomar un curso de conducción segura para familiarizarse con el nuevo vehículo que se va a convertir en nuestro medio de transporte habitual. En un curso básico de conducción segura aprenderás a como se maneja un auténtico motorista.

Entre otras cosas, te enseñarán cuestiones tan básicas y elementales como controlar el tráfico alrededor de tu vehículo, anticiparte a las posibles situaciones de riesgo, evitar accidentes por alcance y a sentirte seguro y confiado sobre ella sin pecar de soberbia, pues este es uno de los mayores pecados que puede cometer un motorista, creer que una moto es más fácil de conducir que un coche.

Como decimos, este cambio de dar el salto del coche a la moto no debe en ningún caso tomarse a la ligera. debemos plantearnos con seriedad qué tipo de vehículo es más conveniente: un scooter, un ciclomotor, una motocicleta o incluso un modelo de tres ruedas. Para toma la decisión correcta lo mejor es tener claro el uso que le queremos dar y dejarnos asesorar por un profesional.

Seguidamente, debes prestar mucha atención al equipamiento. Y no sólo a los cascos de moto, obligatorios por ley, de los que tienes una amplia selección en canal-moto, con los mejores cascos integrales, que son los que más protección ofrece a los motoristas. Piensa también en chaqueta, pantalón, guantes, calzado… en cuestión de equipación no se debe escatimar, hay en el mercado una amplia variedad, apta para todos los bolsillos, y son los elementos que te protegerán, y posiblemente te salven la vida, frente a cualquier accidente.

Una vez que estés perfectamente equipado como conductor, ya podrás ir fijándote en la cantidad de Accesorios para moto que puedes conseguir para ir completando tu nuevo vehículo, como por ejemplo, el baúl para moto, las cúpulas y parabrisas, maletas, escapes para moto

Del coche al taxi; hacer de la conducción una profesión

Y si antes veíamos como muchos daban el salto del coche a la moto para ahorrar combustible en los desplazamientos, evitar atascos o llegar antes al trabajo, hay quien decide hacer de la conducción de un vehículo su propio trabajo y ven en esta actividad una forma de ganarse la vida. Suelen ser personas a las que les gusta conducir, que no se alteran con el tráfico, que tienen una larga trayectoria al volante y cuenta con experiencia…

La profesión de taxista tiene una gran proyección laboral y cada vez hay más personas que se deciden a trabajar en ella. Esto se debe fundamentalmente a que el servicio de transporte de personas es actualmente uno de los más solicitados, especialmente cuando hablamos de grandes ciudades como Barcelona, que cuenta un servicio de taxi excelente, como el que ofrece Taxis Castelldefels. Esta empresa de taxi es todo un referente y ofrece su servicio no solo en toda la provincia de Barcelona, sino en todo el territorio nacional.

Si eres de los que está pensando en sumarse a esta profesión con futuro, debes saber que para obtener el permiso de conducir requerido y poder dedicarte profesionalmente a ofrecer tus servicios como taxista es necesario tanto cumplir con una serie de requisitos legales como superar una serie de pruebas previas.

Si quieres trabajar como taxista, entonces lo primero que necesitas es conseguir el carnet BTP, el antiguo B2. El “BTP” es el carné B para Transporte Prioritario y te autoriza para poder conducir vehículos especiales, taxis, vehículos prioritarios (coches de bomberos, ambulancias), vehículos de transporte escolar de hasta 9 asientos y turismos de alquiler con conductor.

Para conseguir este carné es necesario ser mayor de 18 años, tener el carnet B y tener experiencia conduciendo vehículos de al menos un año y ser residente en España. Si cumples estos requisitos, además, tendrás que superar un examen para obtener el carnet BTP. El examen para BTP tiene dos partes: una teórica y un examen psicofísico.

El examen teórico trata de temas que están relacionados con la mecánica y la seguridad vial. Es muy similar al examen para sacarse el carnet tipo B, pero más específico. Tienes que responder un total de 20 preguntas y solamente se te permiten dos fallos para superarlo.

El examen psicofísico debes pasarlo en los centros oficiales que te expedirán un certificado médico expedido que te califique como apto.

Para presentarse al examen que te permita obtener el carnet BTP se puede hacer preparándolo por libre o acudiendo a una autoescuela, que es lo que se hace habitualmente. En el caso de que te quieras presentar por libre y ahorrar una buena suma de dinero, solo tendréis que compraros los libros y pagar las tasas de examen, que suelen rondar los 50 euros. Además, como cabe imaginar, hay bastantes páginas en Internet que ofrecen ayuda en la preparación de este examen.

Una vez obtenido este carnet continúan los trámites, tanto para poder ser contratado por una empresa como para ejercer como autónomo, pero en este caso los pasos a seguir dependerán de las exigencias de cada comunidad autónoma y el área geográfica en la que se quiera prestar los servicios.