Comunicados

La oportunidad de poder comprar empresas en liquidación

La oportunidad de poder comprar empresas en liquidación

Publicado: 22 de mayo de 2018 16:11 (GTM+2)

Puede resultar extraño pero muy efectivo para nuevos emprendedores y para aquellos más avezados a hacer negocios existe la oportunidad de comprar empresas en concurso de acreedores. Hacerlo puede resultar muy adecuado para aquellos que quieren entrar en nuevos nichos de mercado, ampliar la capacidad de producción de la empresa o para aquellos que al sacar adelante un proyecto carecen de infraestructura para hacerlo.

Si se compra una empresa en liquidación nos aprovechamos también de la red de clientes y proveedores, lo que hará que no se deba de empezar desde cero, cómo también se da el caso de que algunas empresas que liquidan gozan de gran prestigio e incluso una buena marca que nos puede ayudar a fijarnos bien en el nicho de mercado escogido.

También es una buena opción para quién quiera hacerse con activos de los competidores tradicionales, pero el quid del tema de la liquidación de empresas es saber cómo hacerlo, conocer los pasos a seguir.

Modos de hacerse con empresas en liquidación

La liquidación de una empresa en concurso de acreedores no siempre ha de significar que un negocio ha quedado muerto u obsoleto, al contrario, esta puede ser la gran oportunidad para empezar con una autorización judicial y con muy pocas deudas a erigir una empresa con muchas posibilidades de éxito.

Este tipo de operaciones son de lo más barato y muchas veces pueden salir a precio de saldo ya que lo que se pone a la venta son los activos de la empresa y en este caso los descuentos están a la orden del día.

Pero existen otros modos de hacerse con empresas en liquidación o parte de ellas como lo es comprar los activos que más interesen a través de otra empresa, algo que pueden hacer los mismos dueños de las empresas en liquidación, pudiendo así salvar los activos que más le interesen, porque lo más habitual es que estos activos empresariales acaben por ser mal vendidos o sometidos a subasta con idéntica suerte.

Si nos basamos en los ejemplos hemos de tener en cuenta que empresas con activos de 3.000.000 millones de euros pueden llegar a ser subastadas por tan solo 30.000. Está claro que vale la pena hacerse con ellas y empezar de nuevo con la misma empresa pero está vez libre de toda carga. Y si además estos activos los codiciamos por una u otra razón, la operación será más que deseable.

Aportar conocimientos legales, contables y fiscales a este tipo de operaciones

El hecho de que la adquisición de empresas en concurso de acreedores se pueda llevar a cabo con toda la legalidad es algo que suma puntos a estas operaciones y esta adquisición se lleva a cabo en todas las partes del proceso desde la etapa del concurso, a la de convenio o la de liquidación.

Un empresario puede adquirir este tipo de empresas ya sea desde otra sociedad o adquiriendo los archivos de uno mismo. La alternativa es buena, pero el proceso tiene su propia complejidad que se puede demorar en el tiempo y para ello se debe de contar con la ayuda de profesionales que aporten conocimientos legales, contables y fiscales.
Hay que contar con estos expertos que en todo momento dan respuestas eficaces y estos no son más que los gestores avezados en la gestión de concursos de acreedores, capaces de realizar un análisis previo de cada caso, de realizar un seguimiento eficaz sin descuidar ningún asunto y de garantizar el éxito con la culminación del proyecto.