Comunicados

Las mascotas exóticas, prevención y mucha atención

Las mascotas exóticas, prevención y mucha atención

Publicado: 22 de mayo de 2018 12:52 (GTM+2)

Calcular el número de mascotas que existe en el mundo es prácticamente imposible. No existe ningún organismo a nivel global que haga este tipo de estudios ya que, si bien es cierto que en los países desarrollados tener una mascota obliga a una serie de responsabilidades, en otros países alrededor del mundo esta tarea es muy difícil de realizar.

Solo el total de perros alrededor del planeta, según los expertos, podría superar los 500 millones de canes, si bien no todos ellos son mascotas, sino que son perros asilvestrados o abandonados que viven a su suerte. Y aunque esta cifra no es ni de lejos muy precisa, da una idea de la imposibilidad de cifrar el número total de mascotas.

Son perros y gatos las mascotas más habituales en todos los lugares del mundo, y muy atrás ya aparecen otras especies como los hamsters, las tortugas, los conejos, algunos reptiles y algunas aves. Existen también animales que son difíciles de catalogar como mascotas, aunque se trata de animales domésticos, nos referimos por supuesto a los caballos.

Los caballos para montar, hacer doma y equitación; algunas aves de caza para hacer cetrería o perros para cacería, son especies que están muy cercanas al ser humano pero que no deberíamos considerar mascotas como tal.

Desde hace décadas es habitual que las tiendas de mascotas estén inundadas de animales catalogados como exóticos. Como es lógico, cualquier persona puede tener la mascota que desee, siempre que cumpla con todos los requisitos legales para ello. No obstante, con los animales exóticos hay que guardar una serie de precauciones, que a continuación comentamos.

El abandono de mascotas

Cada año se abandonan cientos de miles de mascotas. Esto, además de ser un comportamiento muy reprochable en la parcela ética lleva aparejado una serie de sanciones, por el riesgo que puede causar para el entorno la suelta de animales exóticos en ecosistemas extraños.

El abandono de mascotas en España está sancionado tanto adminitrativa como penalmente. En el caso de una sanción penal, los casos más graves pueden ser de hasta un año de cárcel y pena accesoria de inhabilitación especial de uno a tres años para el ejercicio de profesión, oficio o comercio que tenga relación con animales.

Los perros son las principales mascotas en ser abandonadas, llegando a producirse auténticos atentados animales. Las razas de perros más problemáticas para ser abandonadas son los perros considerados como peligrosos. Un perro peligroso es un tipo de perro que responde de manera agresiva ante ciertos instintos. Si una persona o una familia decide adquirir un perro como mascota, antes de hacerlo deberá conocer las características, el carácter y el comportamiento del perro.

Los gatos son también a menudo abandonados, especialmente los cachorros. Todavía hay gente que no comprende que si no se puede hacer cargo de la descendencia de sus gatos, la mejor opción es la castración. De razas de gatos existe menos información que con los perros, pero cada vez son más webs especializadas en clases de gatos, de modo que es interesante consultarlas para saber qué gato elegir.

El comercio ilegal

En el caso de las mascotas exóticas, muchos de estos animales se venden legalmente y a menudo son criadas en cautiverio. Esta es la mejor opción para adquirir uno de estos animales, siendo responsable de las obligaciones que conlleva.

Sin embargo, un gran número también se comercia ilícitamente, sacadas de sus hogares en estado salvaje. El comercio ilegal de mascotas es una grabe amenaza para las especies en peligro de extinción. Cada año, miles de animales capturados mueren durante el viaje o bien en el primer año tras ser capturados.

Además, los ecologistas y veterinarios advierten que la mayoría de las personas no son conscientes de los retos y los peligros que comporta cuidar a un animal salvaje, y esto pone en riesgo el bienestar de las mascotas y las propias personas.

Un claro ejemplo de ello son las serpientes. Con estas especies ocurre que cuando se vuelven demasiado grandes, son abandonadas. Muchos centros de rescate reciben a estos animales en condiciones de salud terribles debido a jaulas inapropiadas y las dietas.

Si son liberadas a la naturaleza, el riesgo es todavía mayor, pues pueden provocar graves desequilibrios ambientales al no encontrar depredador natural. En Florida, las pitones de Birmania fueron especies invasoras desde la década de 1980, suponiendo una amenazada para la fauna local y las personas.

El desequilibrio ambiental no solo lo causan las especies invasoras. En muchas islas, especialmente las de pequeñas dimensiones, las poblaciones de gatos son controladas con total restricción, pues los felinos tienden a cazar con especies de invertebrados y pequeños vertebrados autóctonos que son patrimonio de esos lugares.

Los problemas con las aves exóticas

Otro grupo de animales que ocasiona serios problemas a la comunidad son las aves. Como pasa con serpientes, tortugas e incluso monos y simios, los ecologistas animan a la cría de pájaros en cautiverio como una alternativa a la captura ilegal, con el objetivo de evitar que cientos de miles de animales sean aprehendidos en estado salvaje y traficados vivos en los mercados de todo el mundo.

Las aves o pájaros exóticos no siempre son introducidos de manera ilegal, sino que en ocasiones lo que ocurre es que la suelta de estas aves tropicales por parte de administraciones se hace para potenciar jardines o espacios verdes. Debemos tener en cuenta que las aves exóticas no siempre se comportan de modo similar a las aves de compañía, por lo que hay que ser muy cautelosos con su cuidado y evitar los malos hábitos.

Son muchas las ciudades que sufren auténticas invasiones de aves invasoras que colonizan buena parte de los parques y jardines. Esto obliga en algunos casos a exterminar estos individuos, como es el caso de Sevilla, que en el verano de 2017 optó por esta medida para reducir las poblaciones de cotorra de Kramer cotorra argentina, con el fin de evitar evitar afecciones a las condiciones de salubridad pública. La medida fue muy criticada por parte de los colectivos ecologistas de la ciudad.

A nivel doméstico, las aves exóticas deben ser tratadas con mucho mimo y cuidarlas de manera responsable, y nunca abandonarlas, para evitar ese deterioro ambiental.