Comunicados

España, líder indiscutible en trasplante de órganos

España, líder indiscutible en trasplante de órganos

Publicado: 28 de mayo de 2018 17:05 (GTM+2)

España es un país muy solidario en cuanto a trasplantes se refiere. De hecho, desde hace un cuarto de siglo somos líderes en donaciones de órganos, con una tasa de donantes que solo algunos países como Croacia pueden igualar, aunque en términos absolutos no pueden alcanzar las cifras de trasplantes. Y las cifras no dejan de aumentar, manteniendo nuestro país a la cabeza de una de las ramas de la medicina más delicadas y a la vez importantes.

Un proyecto que no ha dejado de mejorar

Una de las claves del éxito de este modelo radica en la gestión que realizan los responsables de tratar con la familia en una situación tan delicada como la de tener un miembro cuya vida está llegando a su fin o ha terminado de forma brusca, como ocurre cuando hay un accidente.

Desde finales de los 80, cuando se fundó la Organización Nacional de Trasplantes, un experto en cuidados intensivos es el encargado de realizar las tareas. El propósito no es tanto el de captar a las familias para que den su consentimiento en la donación como garantizar que todo se haga en las mejores condiciones. Uno de los factores que destaca el Doctor Enrique Moreno (http://www.enriquemorenogonzalez.es) como de mayor importancia para la solidaridad de los donantes y sus familias.

Las donaciones en vida también aumentan

Uno de los detalles que hacen aún más interesante el tema de las donaciones en España es la cantidad de personas que deciden donar un órgano a otra mientras están vivas. El órgano que se dona es el riñón, y la mayoría de las veces tiene como receptor un familiar o un amigo cercano. Aunque también hay personas que deciden ofrecer uno de sus riñones para salvar a otros a quienes no conocen, sin importar quién es el receptor.

El apoyo psicológico es importante

El factor psicológico es fundamental, no solo en la donación sino también en la recepción de un órgano. De hecho, los pacientes que están a la espera de un trasplante sienten una gran carga psicológica, así como las dudas habituales sobre si lograrán un donante a tiempo para continuar con su vida. O la posibilidad de que haya un rechazo y las ilusiones de tener una existencia más normal se disipen.

Un modelo que se está exportando

Pero España no es solo pionera y un referente en donaciones y trasplantes a nivel doméstico. El modelo se está copiando en otros países con éxito, lo que ha mejorado no solo la cantidad de trasplantes que se realizan en territorios de Europa y latinoamérica, sino que sirve también para potenciar las donaciones internacionales. Gracias a la calidad del sistema y unos modernos medios de conservación y transporte de órganos se pueden tramitar y realizar intervenciones en las que un donante se encuentre a varias horas de distancia de vuelo de su receptor, como comenta también esta eminencia en los transplantes.

Países como Rusia o Australia, que han recibido asesoramiento por parte de España en la materia han visto cómo la tasa de donaciones se ha ido incrementando en los últimos años, con subidas muy significativas respecto a ejercicios anteriores.

En América Latina, donde desde hace más de una década funciona un programa de cooperación para formar profesionales, ha experimentado más de un 60 % de aumento, lo que convierte a la zona en conjunto en la que mayor crecimiento ha experimentado.

En cualquier caso, hablar de cifras y porcentajes siempre es algo frío, aunque es una causa de orgullo que nuestro país sea líder en un asunto de tal magnitud.