La Asamblea de la ONU condena por “fuerza excesiva indiscriminada” a Israel

“No es de extrañar que nadie tome en serio a la ONU" ha declarado la embajadora de EEUU tras salir adelante la resolución con el voto afirmativo de 120 países

Israel ha sido condenado por la Asamblea General de la ONU que ha aprobado una resolución de condena por la matanza que perpetró en la frontera con la Franja de Gaza.

Una abrumadora mayoría de 120 países ha condenado estas acciones, mientras que solo 8 han votado en contra (Israel, EEUU, Australia y ocho países pequeños) y 45 se han abstenido.

El texto es el mismo que fue vetado por EEUU en el Consejo de Seguridad de la ONU. La resolución condena “el uso de fuerza excesiva, desproporcionada e indiscriminada por parte de Israel contra civiles palestinos en el territorio palestino ocupado, incluida Jerusalén Oriental y la Franja de Gaza” y exige a Israel que “se abstenga de acciones semejantes y cumpla obligaciones legales”.

A su vez, la Asamblea General pide “medidas inmediatas para garantizar un alto el fuego inmediato, duradero y plenamente respetado” y realiza un llamamiento para estudiar medidas que garanticen “la seguridad de civiles palestinos en el territorio palestino ocupado, incluida la Franja de Gaza”.

Ante esta resolución, Nikki Haley, embajadora de EE.UU. ante la ONU, ha acusado a la Asamblea de sacar adelante “una sentencia moralmente insolvente” que culpa a Israel por la reciente violencia en Gaza.

“No es de extrañar que nadie tome en serio a la ONU como una fuerza para la paz en Oriente Medio” ha afirmado Haley en un comunicado.

Desde el 30 de marzo, miles de habitantes de Gaza toman parte en la Gran Marcha del Retorno, manifestaciones que se celebran cada viernes en la frontera con Israel. Desde que comenzaran las protestas Israel ha matado a más de 100 personas, la mayoría a disparos de francotiradores del Ejército.

Los comentarios están cerrados.