Viajes

Qué puedes encontrar si viajas a Argelia estas vacaciones

Qué puedes encontrar si viajas a Argelia estas vacaciones

Publicado: 19 de junio de 2018 19:53 (GTM+2)

El territorio que ocupa el país que hoy se conoce como Argelia ha sido ocupado a lo largo de la historia por prácticamente todas las civilizaciones conocidas. De ahí que haya prácticamente de todo si te decides por organizar las vacaciones a este lugar. Si aún no has pensado en dónde ir de viaje este año, esta puede ser una muy buen opción.

Playas y sol mediterráneo

La mejor zona de Argelia si quieres darte un baño y descansar tomando el sol es en Argel y sus alrededores. La capital es uno de los centros turísticos ideales para quienes quieren disfrutar del Mediterráneo, con actividades marítimas como la vela o las motos acuáticas. En el lado oeste puedes visitar la costa Esmeralda, y al otro lado, camino de Orán, se encuentra la costa Turquesa que son diversas playas en las que se permite el baño.

Estas dos ciudades, Argelia y Orán, están comunicadas por vía marítima y puedes desembarcar allí si quieres disfrutar también de una agradable experiencia en ferry. Más detalles sobre los ferries a Argelia.

Arqueología en parques nacionales…

Como el país ha sido un crisol de culturas, se pueden visitar desde restos arqueológicos prehistóricos hasta vestigios de civilizaciones como la antigua Roma o Bizancio. Muchos de estos restos se han mantenido a salvo precisamente por estar dentro de estos parques protegidos, al resguardo de saqueadores y vándalos.

Hay tesoros de incalculable valor históricos como pinturas rupestres o las ruinas de antiguas ciudades fortificadas.

Hay muchas opciones si quieres visitar parques nacionales. Algunos de ellos están junto a la costa, mientras que otros se encuentran entre montañas. También parques en el desierto, de modo que la lista de opciones es casi interminable. Todo depende de lo que quieras ver además de los monumentos: dunas, árboles o paisajes marinos.

…y también fuera de ellos

Argelia está plagada de rincones con historia. De hecho cuenta con varios lugares Patrimonio de la Humanidad, así como enclaves dignos de visitar.

Tipasa es un mercado que data de la época fenicia, por el que han pasado también otras civilizaciones. Uno de los edificios es el mausoleo real del rey Juba II, que gobernó Mauritania entre el último cuarto antes de nuestra era y el año 23 de esta. Se encuentra a un par de horas en coche desde Argel y además de visitar los monumentos también hay playas.

La bella Djemila se remonta a los orígenes de la ocupación romana y es uno de los lugares que no te puedes perder si tienes pocos días de vacaciones. Su estado de conservación es muy bueno, y permiten hacerse una idea de cómo se vivía allí en la antigüedad. También cuenta con un museo donde se pueden ver interesantes detalles.

Museos

En Argelia hay muchos museos. Tantos que es imposible enumerarlos todos. Algunos de ellos se centran en el legado de una zona o una civilización en concreto, mientras que otros explican la historia del país y su cultura desde el inicio de los tiempos hasta el día de hoy.

Por destacar uno de ellos, el Museo Nacional de Bellas Artes es el más grande de toda África y el Medio Oriente. Una colección de más de 8000 piezas organizadas por secciones que abarcan desde el arte europeo de finales de la Edad Media hasta cuadros del siglo XIX, entre otros.

Turismo de naturaleza

No es de extrañar que un territorio tan grande y repleto de contrastes albergue una diversidad natural inmensa. Puedes ver cómo viven los animales del desierto en el sur, como lagartos, jerbos o los populares fenecs, una especie de zorro autóctona de esta zona. En el norte hay jabalíes, hienas, gatos salvajes y por supuesto camellos. Si viajas en invierno también verás las aves que abandonan Europa en esta época en busca de lugares más cálidos.

Estas son unas cuantas pinceladas de todo lo que se puede ver en Argelia. Un país poco conocido que cuenta con un interesante legado en todos los sentidos.