La ONU se niega a investigar las armas químicas halladas a los rebeldes en Siria

Más de 40 toneladas de gases tóxicos con componentes fabricados en EEUU y la UE han sido hallados en zonas controladas por terroristas y rebeldes 'moderados'

Rusia ha denunciado el desinterés mostrado por la OPAQ, la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas, en las 40 toneladas de gases tóxicos hallados por las tropas rusas en zonas que han sido liberadas de los terroristas en Siria.

“En total se han encontrado más de 40 toneladas de agentes tóxicos en los territorios liberados de los terroristas” ha aseverado el general Ígor Kirilov, comandante de las tropas rusas para la Defensa Nuclear, Química y Biológica.

Siria ha exigido “en numerosas ocasiones a la OPAQ que envíe a sus expertos a esos lugares, pero la organización o se ha negado, con el pretexto de la falta de seguridad, o ha atribuido los hallazgos del cloro a su uso para la desinfección de las piscinas”, añadió.

Kirilov denunció que se han hallado componentes químicos fabricados por EEUU y por la Unión Europea en un laboratorio de armas químicas que tenían los terroristas en Duma, en los alrededores de Damasco.
En ese lugar se engañó a la población civil diciendo que había habido un ataque químico el pasado 7 de abril que los medios de comunicación atribuyeron directamente a Bashar al Asad.

“Algunas instalaciones y reactivos (químicos)” hallados en el laboratorio donde se fabricaba gas mostaza “proceden de países de la UE y EEUU” ha detallado el general Kirilov remarcando que curiosamente los inspectores de la OPAQ “tampoco mostraron el debido interés por las razones que entendemos”, subrayó Kirilov.

Esta actitud es extraña cuando hace dos días la ONU acusó a Siria y a sus enemigos, los grupos rebeldes y organizaciones terroristas, de haber cometido “crímenes de guerra y contra la humanidad” en la batalla final por el control de Guta Oriental, región siria donde está Duma.

La Comisión Internacional de Investigación de la ONU para Siria realizó un informe que había “pruebas” del uso de cloro en el supuesto ataque del 7 de abril por eso sorprende aún más el que no quiera saber nada de este hallazgo.

La OPAQ debe emitir un informe al respecto tras haber recogido datos y material en la zona que ha enviado a sus laboratorios para tener dos análisis distintos.

Las víctimas del supuesto ataque químico detallaron como aparecieron unos hombres sin máscaras de protección, cascos blancos, que gritaban que era un ataque químico mientras grababan con cámaras y se llevaban a los niños asustados a los que echaban agua.

Las propias víctimas explicaron en La Haya que no hubo tal ataque químico y que todo fue un montaje difundido a escala mundial.

Las imágenes curiosamente dieron la vuelta al mundo y 5 días después EEUU, Reino Unido y Francia atacaron Siria lanzando más de 100 misiles.

Los comentarios están cerrados.