Asad acusa a EEUU, Francia y Reino Unido de organizar la guerra en Siria

El mandatario sirio afirmó que Occidente usa a los terroristas de ISIS y Al Nusra para sus propios fines, "son una herramienta"

El mandatario sirio Bashar Asad ha señalado directamente a Occidente a varios países del golfo Pérsico como los causantes de la guerra que sufre Siria desde hace 7 años.

En una entrevista a la cadena rusa NTV, Asad detalló que hay que distinguir entre ‘síntomas’ internos y externos de la guerra.

El presidente sirio remarcó que todos los países de la región tienen problemas y que su Gobierno está determinado a solucionar estos retos.

Pero que fueron otros países la causa de que la guerra comenzara:

“En realidad, las causas externas fueron la razón [de la guerra], pero no estaba claro desde el principio, no lo veíamos porque el plan fue ideado fuera de Siria, en determinados países occidentales, principalmente en EEUU, Francia y el Reino Unido“, subrayó.

Asad a su vez detalló que no solo estos países estuvieron implicados sino que para crear una “revolución repentina” fueron necesarias las acciones de Turquía, Arabia Saudí y Catar que financiaron fuerzas de oposición al régimen sin que éste pudiera controlarlo.

A su vez Asad afirmó que los “combatientes de ISIS y Al Nusra intentarán recrear su “califato” con el apoyo de los países occidentales. (…) volverán porque las fuerzas occidentales les utilizan una y otra vez, aunque con nombres diferentes. (…) Les llaman terroristas hoy, pero les utilizan, tal vez, en diez años vayan a utilizarlos en otro lugar y bajo nombre diferente, pero no es más que un cambio de marca. Son una herramienta para Occidente” aseveró.

Sobre las acusaciones de EEUU, Francia y Reino Unido de que Damasco usa armas de destrucción masiva contra la población, Asad afirmó que “las invenciones sobre armas químicas es una parte de la línea política destinada contra el Gobierno de Siria. (…) Esta historia con armas químicas solo es un pretexto para la intervención militar directa y ataques contra el Ejército sirio; ya sucedió muchas veces, y cuando los terroristas controlados por ellos sufren una derrota, cada vez escuchamos las cuentas sobre armas químicas”.

La guerra en Siria comenzó el mismo año que la OTAN reventó a Libia, en 2011, cuando Obama y Clinton apostaron por la guerra de nuevo. Más de medio millón de personas han muerto en Siria a consecuencia de la guerra. Si lo que afirma Asad es cierto, Barack Obama, Hillary Clinton, David Cameron y Nicolas Sarkozy podrían ser acusados de crímenes contra la humanidad.

Los comentarios están cerrados.