Argelia abandona a mujeres embarazadas y niños en el desierto del Sahara

Lo hace desde finales del año pasado, cuando la UE intensificó las presiones políticas para que dificulten el tránsito de inmigrantes hacia el Mediterráneo

Según denuncia el diario The Washington Post en un artículo de investigación, el Gobierno argelino estaría abandonado a su suerte en el desierto del Sahara a miles de migrantes irregulares procedentes del centro de África.

Sin hacer distinciones con mujeres embarazadas y niños, los afectados son obligados a caminar sin reservas de agua y comida y algunos no salen vivos de su penoso periplo, con temperaturas de hasta 48ºC.

Según sostiene el medio citado, algunos de los migrantes logran cruzar una desolada tierra de 15 km hasta llegar a Assamaka, en Níger. Pero otros deambulan durante días si tienen la suerte de que una patrulla militar de EEUU los localice con vida. Otros desaparecen en el Sáhara, según testimonios de supervivientes.

Las expulsiones masivas de inmigrantes han aumentado notablemente en Argelia desde finales del año pasado, cuando la UE intensificó las presiones políticas sobre los países del norte de África para que dificulten el tránsito de inmigrantes que tratan de llegar al sur de Europa a través del Mediterráneo.

Los comentarios están cerrados.